Metrópolis desautoriza de nuevo a Xercavins

stop

La inmobiliaria de las grandes fortunas catalanas conmina a quien fue su primer ejecutivo a anular un torneo de golf convocado en su nombre y sin permiso de la cúpula mientras algunos accionistas estudian cómo prescindir de sus servicios

José María Xercavins

07 de diciembre de 2011 (20:20 CET)

José María Xercavins ha vuelto a encender los ánimos del grupo inmobiliario propiedad de las grandes fortunas catalanas. Si el pasado verano era destituido del cargo de presidente de la comisión ejecutiva de Metrópolis y obligado a restituir 2,2 millones de euros cobrados indebidamente, ahora acaba de ser desautorizado por la cúpula del grupo por organizar un torneo de golf en nombre de la compañía y sin permiso de sus máximos responsables, según ha podido conocer Economía Digital.

El pasado 29 de noviembre, Xercavins envió a 25 destinatarios una invitación formal para acudir, el próximo 24 de diciembre, en el Golf de El Prat, “como cada año”, al Campeonato de Golf Metrópolis. Entre los destinatarios figuraban unos pocos accionistas de la inmobiliaria y varios altos ejecutivos y personalidades del mundo empresarial como Antoni Brufau, presidente de Repsol; Enrique Lacalle, organizador de Barcelona Meeting Point; Javier Faus, presidente de Meridia Capital; Jaume Guardiola, consejero delegado de Banc Sabadell; y Carles Tusquets, de Banca Mediolanum, entre otros invitados.

Apenas unas horas después de conocer la convocatoria, el presidente de Metrópolis, Javier Ferrero (Nutrexpa), y otros accionistas relevantes de la compañía reunieron al máximo órgano de gobierno de la empresa. En el encuentro se reprendió a Xercavins por convocar ese acto social en nombre del grupo y sin permiso y se le exigió su inmediata anulación. Esta misma semana, el propio organizador ha remitido un correo electrónico a los invitados en el que les advierte de que no se llevará a cabo por problemas de su agenda personal.

Paciencia agotada


La actuación del que fuera plenipotenciario ejecutivo de Metrópolis (ahora relegado a la gestión del fondo Metroinvest 1, propiedad de la inmobiliaria) ha sido la gota que ha colmado el vaso de la paciencia de algunos de los ricos barceloneses. Xercavins forma parte del comité ejecutivo y del consejo de administración en tanto que tiene sindicado con un grupo de pequeños inversores su participación de alrededor del 1%, que le delegaron la representación. Ese grupo totaliza un capital del 7%.

Una parte de esos inversores, junto con otros con mayor relevancia en el capital, se han dirigido a Emilio Cuatrecasas, accionista de referencia y amigo personal del controvertido directivo, y a Ferrero para que tomen cartas en el asunto y aparten definitivamente a Xercavins de la empresa. “No había pedido permiso a nadie, como de costumbre. Como si su destitución del verano fuera una anécdota”, relata uno de los minoritarios.

La anécdota del torneo deportivo no tendría mayor importancia salvo por un hecho: “Algunos han colmado su paciencia con él. Sigue actuando como si nada hubiera pasado y se olvida de que fue destituido como máximo ejecutivo y obligado a devolver una importantísima suma de dinero [2,2 millones de euros]”.

Sin responsabilidad de gestión


Los accionistas más descontentos con la actuación de Xercavins al frente de Metrópolis intentarán en las próximas semanas que sea alejado de la empresa para evitar un mayor deterioro de imagen, según explican a este diario digital. “Nadie le puede quitar su condición de accionista, pero sí que mantenga cualquier responsabilidad en nombre de la empresa”. Pere Bosch es ahora el director general.

En septiembre pasado, el directivo aseguró a Economía Digital que su salida de la máxima responsabilidad respondía sólo a un cambio estratégico en el grupo inmobiliario. Esa tesis fue avalada también por algún otro accionista, que intentaba minimizar ante la opinión pública el impacto de la auditoría interna que obligó a Xercavins a devolver 2,2 millones de euros percibidos indebidamente durante los últimos 10 años de gestión. Según el interesado, la devolución se produjo por diferencias en los criterios de aplicación de su contrato. Otras fuentes del consejo lo atribuyeron a comisiones indebidas y a facturación de gastos inapropiadas.

Caixabank dejó de prescribir Metroinvest


Una de las consecuencias de la divulgación de lo sucedido fue el alejamiento de La Caixa de la inmobiliaria. El banco que preside Isidro Fainé era prescriptor del fondo de inversión inmobiliario entre sus clientes de banca privada. La entidad barcelonesa ha dejado de recomendar la inversión en Metroinvest Assessment tras desvelarse lo acontecido en el seno del fondo.

Socios relevantes de Metrópolis abogan por desligar su negocio de quien ha sido su primer ejecutivo durante casi 20 años. La compañía es un vehículo de inversión de un grupo de grandes fortunas catalanas entre las que se encuentran Lluís Bassat (Bassat & Ogilvy), Emilio Cuatrecasas (Bufete Cuatrecasas), Jordi Clos (Derbi Hotels), Javier Ferrero (Nutrexpa), Antonio Vila Casas y Carmen Godia (Abertis), entre otros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad