Miró despide al 28% de la plantilla un año después de presentar su plan

stop

La cadena de electrodomésticos catalana ejecuta su primer ERE un año después de la presentación de la nueva marca 

El equipo directivo de Miró tras el relanzamiento de la marca, hace un año

Madrid , 08 de junio de 2016 (14:17 CET)

La cadena de electrodomésticos catalana Miró, propiedad del fondo Springwater Capital, ha llegado a un acuerdo con los sindicatos para despedir al 28% de la plantilla. El acuerdo llega apenas un años después de que la compañía presentase su plan de viabilidad y su nueva marca.  

La medida afectará a 119 de sus 140 trabajadores. Springwater se desprenderá de todo el negocio fuera de Cataluña y está en negociaciones de vender un grupo de tiendas a la cadena portuguesa Worten. La empresa sólo contempla conservar algunas tiendas en Baleares.  

La compañía, que había prometido una expansión tras la adquisición del fondo suizo, ha enfrentado tensiones de tesorería y problemas de abastecimiento en las tiendas. Con una operación concentrada en Cataluña y Baleares y con el 28% menos de plantilla, la compañía espera mejorar los resultados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad