Nissan deja a medio gas su fábrica de Montcada

stop

La planta de estampación del grupo trabaja a la mitad de su capacidad mientras la compañía subcontrata cada vez más piezas

Interior de la factoría de Nissan de la Zona Franca / EFE

Barcelona, 19 de julio de 2016 (01:00 CET)

La fábrica de estampación de Nissan en Montcada i Reixac no vive sus mejores días. A pesar de ser tradicionalmente una de sus joyas de la corona en la fabricación de carrocería, produciendo casi al 100% de su capacidad, en los últimos meses se ha ido quedando sin trabajo y actualmente está a mitad de su nivel habitual.  

"Estamos a turno y medio cuando tendríamos que estar a tres", explica Javier Adalid, de CCOO. "Siempre ha estado a tope, llegando a trabajar domingos, y ahora está a la mitad, es incomprensible", lamenta Xavi Hernández, de UGT.

Los sindicatos denuncian que Nissan ha ido vaciando de trabajo la fábrica de Montcada, en la que trabajan unas 200 personas, de más de 300 que eran hace un año. La empresa ni confirma ni desmiente: no da datos de producción    

Dependencia de la Zona Franca  

Con los volúmenes habituales hasta hace unos meses, el 90% de la producción de la fábrica de estampación del grupo en Cataluña era para la cercana planta de la Zona Franca. El resto era para Ávila y para Inglaterra. Por ello, es fácil pensar que la ralentización de la producción en la Zona Franca y en Ávila es la causa de que la planta de estampación esté a medio gas.    

"Montcada es proveedora de la fábrica de la Zona Franca, y se adapta a su producción, que depende de los ciclos de mercado", explica un portavoz de Nissan, sin aclarar si está trabajando más o menos que en el pasado tanto en una como en otra plantas, ya que el fabricante no ofrece datos de producción. El comité de empresa desmiente que esta sea la única causa.  

"Hay mucha producción de Zona Franca que no se hace en Montcada, se subcontrata a otras empresas o se trae de fuera", asegura Enrique Saludas, de USOC. "Con los tres modelos que se hacen ahora en Zona Franca –la NV 200, el Pulsar y el Navara– han traído pocas referencias", explica Adalid. Esta es la situación que denuncian los sindicatos en Nissan: la planta de estampación ha perdido pedidos de la propia fábrica del grupo, mientras está subcontratando a empresas como Gestamp.  

Baja producción, subcontratas y estrategia

¿Por qué se produce esta situación? Los sindicatos ven dos causas. Por un lado, compromisos previos con proveedores. Por ejemplo, en el caso del Pulsar, como explicó Economía Digital, se traen muchas piezas de Inglaterra porque inicialmente se adjudicó a Sunderland, por lo que había muchos compromisos preadquiridos.

Pero los representantes de la plantilla de Nissan no ven esto como algo pasajero, por unos contratos puntuales, sino que creen que hay una estrategia de ir fabricando cada vez menos en Montcada, aunque por ahora no temen por el futuro de la fábrica. "Nos están dejando lo que se ve del coche, lo más grande y de más calidad, como puertas, techos, etc., y se están llevando lo más pequeño", explica el delegado de CCOO en Montcada.

Nissan sólo reconoce que la fábrica de coches de Barcelona trabaja con varios proveedores, sea su propia planta de estampación u otras empresas, con el objetivo de que la Zona Franca funcione al mayor nivel posible de productividad. Subraya, sin embargo, que su fábrica de Montcada "es muy importante, de las más potentes y reconocidas del grupo".

La situación de Montcada será uno de los temas que los sindicatos pondrán encima de la mesa en la negociación del convenio de Nissan para sus fábricas catalanas, que se retoma este martes. La plantilla está en lo que denominan una "huelga de flexibilidad" para forzar a la dirección a avanzar en las propuestas. Si no se avanza, en septiembre las movilizaciones pueden intensificarse.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad