Nueva penalización: Yoigo cobra a los usuarios que exigen sus viejos planes de tarifas

stop

La compañía factura unos 50 euros a quienes no pueden regresar a las tarifas medianas

05 de abril de 2014 (23:08 CET)

Yoigo ha creado una nueva penalización: la que afecta a los usuarios que desean retomar las tarifas originales que la compañía ha suprimido. La empresa eliminó el año pasado dos planes de tarifas: la Uno (que cobraba un céntimo el minuto) y la Dos (dos céntimos el minuto). Se trataba de los planes de precios intermedios bajo los cuales miles de usuarios adquirieron teléfonos móviles y firmaron contratos de permanencia.

Quienes cambiaron de tarifa y ahora desean regresar a su plan original no pueden hacerlo, porque la Uno y la Dos han sido suprimidas. La compañía cobra unos 50 euros de penalización por violación del contrato de permanencia a los usuarios que, por ejemplo, pasan de una tarifa ilimitada a la del Cero (cero céntimos el minuto y sólo se cobra por establecimiento de llamada), obligados porque la compañía suprimió los escalafones intermedios.

Las reclamaciones

"Tenía la tarifa de la 2, pero pagaba mucho y quería probar otra opción. Pegunté si podía cambiarme la tarifa ilimitada durante un tiempo y, si no me compensaba, regresar a mi plan original. Me dijeron que no había ningún problema. Estuve unos meses, pero vi que no me resultaba rentable y decidí regresar a la del 2, pero la compañía ya la había eliminado. Sólo tenía la opción de la Cero. Me cambié, pero me penalizaron con 52 euros más impuestos porque supuestamente incumplí la permanencia", explica un usuario afectado.

El usuario reclamó la devolución del cobro, alegando que todavía era cliente, pero la compañía desestimó su reclamación. Al denunciar el caso ante la Oficina de Consumo, la empresa aceptó devolver la penalización por permanencia.

La alegación

Yoigo asegura que la tarifa del Cero --la más parecida a las tarifas eliminadas-- ofrece ventajas de precio a los clientes en relación con la ilimitada. Cuando los usuarios que no pueden regresar a las tarifas originales, optan por la Cero, deben pagar una penalización que la empresa calcula en función de las condiciones de permanencia firmadas por cada cliente.

La Oficina de Consumo de Madrid asegura que las reclamaciones por cobros de permanencia dudosos no son sólo habituales en Yoigo sino en todas las empresas de telecomunicaciones. La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, CMT, constata que los cobros por permanencia suponen la segunda causa de reclamaciones a los operadores, sólo superada por los errores en facturación. Yoigo justifica la devolución del dinero a los usuarios que reclaman ante Consumo "por deferencia comercial".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad