Nuevo pulso patronal por el convenio del metal en Barcelona

stop

Pimec ofrece asesoramiento gratuito para las pymes que decidan descolgarse del acuerdo firmado entre los sindicatos y UPM

20 de mayo de 2014 (19:57 CET)

Nuevo encontronazo entre las patronales catalanas por el convenio del metal de Barcelona. El documento laboral está firmado y aprobado por la parte sindical y los representantes de los empresarios, pero la pugna entre dos instituciones deja en el aire su impacto real en las compañías. La portavoz de las pequeñas y medianas empresas, Pimec, ha anunciado que el departamento jurídico de la organización se pone a disposición de los asociados para mostrar los pasos legales a seguir para descolgarse de la normativa.

“Ofrecemos a todas las empresas asociadas nuestro asesoramiento para proceder a la inaplicación de los incrementos salariales y mirar de minimizar el impacto de todos estos pactos por todas las vías posibles que plantea la ley”, afirma el el director del departamento jurídico de la patronal, Vicenç González, en la carta remitida a las pymes. Realizarán las gestiones “de forma gratuita”.

Mesa de negociación


González argumenta que la única organización empresarial que estaba en la mesa de negociación --Unió Patronal Metal·lúrgica (UPM), la sectorial de Foment del Treball-- cedió a las demandas de los sindicatos “ante el riesgo de asumir una huelga”. “No ha conseguido ninguna mejora de condiciones para las empresas, ya que incluso la jornada laboral en los próximos años se ha mantenido inalterada”, añade el directivo.

Tras el reproche, ¿se encuentra la frustración por no poder formar parte de la mesa del diálogo del metal? Fuentes de la UPM ven en el nuevo gesto de Pimec una reacción “a la sentencia que dictaminó que no eran representativos para sentarse en la mesa de negociación del convenio del metal”. Ponen el ofrecimiento de la patronal al mismo nivel de los anuncios de bufetes que publicitan sus servicios para recuperar el dinero invertido en preferentes. “Pimec actúa como una gestoría o como un despacho profesional”, indican los mismos interlocutores.

Conflicto desde 2013

UPM quita hierro a la nueva polémica. Recuerda que el artículo 82 del Estatuto de los Trabajadores aclara los supuestos en los que se puede iniciar un procedimiento de inaplicación del convenio colectivo. “Ocurrirá lo mismo si tramita el recurso Pimec o cualquier otro despacho profesional”, sentencian.

La pugna entre Pimec y UPM por el convenio del metal se remonta a principios de 2013. La organización de las pymes ha luchado incluso ante los tribunales para formar parte de la mesa de negociación. Se ha quedado al margen, ya que la justicia decretó que no tenía la representatividad suficiente por formar parte del foro de diálogo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad