Patronales y sindicatos critican la política industrial de la Generalitat por inexistente

stop

Los agentes sociales reclaman más rapidez en aplicar medidas y un mayor esfuerzo presupuestario

Reunión del 'Pacte Més Industria' | ED

07 de octubre de 2014 (21:52 CET)

La ausencia de una política industrial clara es de nuevo motivo de distanciamiento entre la Generalitat de Cataluña y los agentes sociales. Artur Mas tropezó con esta piedra en su primera legislatura y continua topando con el obstáculo a pesar de decidir que la consejería de Empresa i Ocupació quedara en manos de uno de los pesos pesados del partido, Felip Puig. Patronales y sindicatos cargan por enésima vez por la falta de concertación social, la lentitud en la aplicación de las medidas que ya han sido identificadas como prioritarias en los espacios de diálogo a tres bandas (Govern-patronal-sindicatos) y la falta de presupuesto.

La presentación del plan de la industria en julio abrió una brecha entre el Ejecutivo y los agentes sociales que aún no se ha cerrado. El Govern defiende que esa es la hoja de ruta que se seguirá, que está consensuada con las principales empresas del sector y que no es necesario aprobar partidas específicas porque todas las políticas se pueden sufragar con el presupuesto de la consejería y sus entidades de referencia (como Acció o la dirección general de Industria). Incluso se llevó de nuevo ante patronales y sindicatos como tema del día del último plenario del Consell Català de l'Empresa, celebrado a finales de septiembre.

Pacto 'Més Indústria'

“La Generalitat no pretende dejar de lado a nadie en el proceso”, indican fuentes próximas a Felip Puig. Pero las patronales y los sindicatos han visto que se les ha apartado de la elaboración de un documento que tachan de “compendio de buenas intenciones sin un presupuesto detrás”. Los agentes recuerdan que, anteriormente, ya existía un escrito consensuado con 138 medidas de aplicación urgente para reactivar la industria catalana con su respectiva priorización, el llamado Pacte Més Indústria.

Se presentó a finales de 2013 y, desde entonces, no se ha avanzado en él. El Govern insiste en que más del 70% de las medidas ya están implementadas, pero fuentes del ámbito empresarial indican que, si se mira iniciativa por iniciativa, no se llega a los dos dígitos. CCOO de Cataluña ha dado un paso al frente y trabaja en definir cuánto costaría aplicar cada una de las 138 propuestas del Pacte Més Industria. La patronal, a su vez, insiste en que la implementación de las medidas no se deje a medias, como también ocurre.

Falta de presupuesto


El momento actual, con la incipiente recuperación y el fantasma de la deflación sobrevolando la Unión Europea, pide a gritos salir de la inmovilidad en la política industrial, reclaman los agentes sociales catalanes. “Y aunque no haya presupuesto, con poco se puede hacer mucho”, sentencian. Lo importante es tener claro donde destinar los esfuerzos y tener un mismo propósito, agregan.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad