Pimec aprieta las tuercas a los morosos

stop

PROPUESTA DE LEY

Antoni Cañete y Modest Guijoan, de Pimec

22 de mayo de 2012 (13:46 CET)

Con un estudio en la mano en el que demuestran que 160.000 empresas y autónomos han bajado la persiana en 2011 por la acumulación de facturas impagadas, Pimec ha presentado este martes una propuestas de régimen sancionador para los incumplidores con la ley de la morosidad. La iniciativa, que está firmada por todas las asociaciones empresariales de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM), propone multas de hasta 900.000 euros y decretar el cierre temporal de la empresa o establecimiento por un periodo máximo de dos años para los casos más graves.

Los representantes de las pymes españolas ya han redactado una proposición de ley que en los próximos días presentarán a todos los partidos políticos con presencia en el hemiciclo para sumar adeptos. “Es una iniciativa tan abierta como la PMcM, que hemos presentado a Foment del Treball, la CEOE y Fepyme”, afirma el secretario general de Pimec, Antoni Cañete. Pero su proyecto estrella del año no cuenta, por el momento, con el apoyo de la otra patronal catalana con la que negocian fusionarse.

Régimen francés

Los representantes de las pymes quieren que se copie en España la estructura legal francesa para luchar contra la morosidad. “Es un cáncer que, con la crisis, ha hecho metástasis”, sentencia Cañete. Y señala el dato “más preocupante” a su parecer: una ratio de impagados que en 2011 llegó al 7,1%, dos puntos más que el año anterior y a mucha distancia de la media europea, que es del 2,5%.

Una cifra que demuestra que la ley contra la morosidad, con el redactado actual, no cumple con su objetivo. Además del régimen sancionador, Pimec reclama la creación definitiva del Observatorio contra la Morosidad (estaba previsto en la norma anterior), agilizar los procesos judiciales e impulsar los mecanismos alternativos para evitar acabar en un tribunal. Es decir, la mediación.

Tiempo medio de pago

En este sentido, Cañete pone en relevo la efectividad del tribunal de comercio francés. “Lo conforman empresarios de prestigio que se ponen la toga”. Con todas estas medidas, aplicada desde 2009, en el país galo han conseguido rebajar el periodo medio de pago de los 64 días a los 48 actuales.

El plazo de pago medio en España era de 108 días en 2010, los últimos datos fehacientes que Pimec ha conseguido del Registro Mercantil de las 12.800 primeras empresas del país. En Catalunya el tiempo era menor, los proveedores cobraban tras 96 días.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad