Poly Klyn entra en concurso de acreedores

stop

La compañía catalana debe ocho millones por la caída de la facturación y por los impagos de sus principales clientes

07 de noviembre de 2011 (11:14 CET)

La empresa de alquiler y venta de sanitarios portátiles Poly Klyn ha presentado concurso de acreedores por la deuda que acumula de ocho millones de euros. La difícil situación por la que atraviesa la compañía de Terrassa (Barcelona) se debe, sobre todo, a los impagos de ayuntamientos y constructoras y a un descenso en la facturación que pasó de 11 millones en 2007 a siete millones el año pasado.

Poly Klyn poría haber enjugado deuda si hubiera cobrado los 2,3 millones de clientes morosos. A 2 de noviembre, el monto a cobrar era de 3,6 millones. Sin embargo, la compañía catalana prevé con esta medida facilitar la búsqueda de soluciones que garanticen su continuidad, según La Vanguardia.

Ante la nueva situación, Poly Klyn aplicará un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) entre los trabajadores de Terrassa. La plantilla está compuesta en la actualidad por 95 personas de las 141 con las que contaba en 2007, antes de que estallase la burbuja inmobiliaria y las empresas constructoras, principales clientes de Poly Klyn, sufriesen fuertes caídas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad