Porcelanosa cierra el grifo a Argentina

stop

El grupo valenciano dejará de invertir en el país que preside de Kirchner aunque tiene previsto aumentar el volumen de las exportaciones

Las oficinas del grupo Porcelanosa

21 de abril de 2012 (23:55 CET)

El repentino anuncio de la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, de nacionalizar el 51% de YPF ha perturbado no sólo la tranquilidad de Repsol, sino también la del resto de empresas españolas que exportan e invierten en el país latinoamericano. Sin embargo, algunas grandes compañías de la talla de Porcelanosa lo tienen claro, “la situación en Argentina echa para atrás la inversión”.

La incertidumbre sobre cómo repercutirá esta expropiación ha creado una atmósfera de inestabilidad. “Esperamos que a nivel de venta no vayamos a sufrir una bajada. Ha sido una mala noticia que nunca te esperas”, explican fuentes de Porcelanosa.

La empresa valenciana, que integra ocho firmas dedicadas principalmente a la fabricación y diseño de mobiliario de baño y cocina, mantiene una relación estrecha con Argentina de más de dos décadas, sobre todo en términos de exportación. En el último año, las ventas al país argentino han alcanzado los dos millones de euros.

Un volumen que está previsto que crezca este año aunque el inesperado cambio de rumbo de Kirchner podría alterar los objetivos. “Esperamos aumentar en medio millón de euros las exportaciones a Argentina. En los últimos años hemos hecho un mayor esfuerzo en mercados externos para compensar la bajada del consumo nacional”.

Ventas restringidas


La venta de productos a Argentina ya contaba desde hace un par de años con fuertes restricciones. En el caso de Porcelanosa, el veto a las exportaciones de madera y papel reducían de forma considerable el catálogo del grupo. “Las limitaciones en los materiales exportables se traducen en menos posibilidades de venta”.

Con una facturación total de 800 millones, el 70% de las ventas de la multinacional que preside Manuel Colonques se exportan a más de 100 países de todo el mundo y el 30% restante corresponde al mercado español.

Presencia en Argentina

En 2011, Porcelanosa afianzó su posición en Argentina con la apertura de un nuevo establecimiento en Buenos Aires, que continuará su actividad con normalidad porque su dimensión es reducida, según Porcelanosa.

La multinacional azulejera destinó el pasado año 150 millones de euros en la ampliación de su red de tiendas que se extiende hasta los 400 puntos de venta, de los cuales 90 se encuentran en España.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad