Pronovias se suma a Almirall y a los bancos en contra del independentismo

stop

LA CARRERA HACIA EL 27S

El presidente de Pronovias, Alberto Palatchi I EFE

en Barcelona, 21 de septiembre de 2015 (13:27 CET)

Primero fue la farmacéutica Almirall, después los Bancos. Hoy le ha tocado el turno a Pronovias. Alberto Palatchi, presidente de la principal firma de moda de novias de España, ha avisado a sus empleados en un comunicado interno que la compañía "es difícilmente viable en una Cataluña fuera de la Unión Europea, fuera de la zona euro, sin un sistema financiero apoyado por el Banco Central Europeo y aislada en materia económica, política y de seguridad".

En el comunicado, redactado ante "la creciente preocupación que el proceso político en Cataluña" ha ocasionado entre el personal de Pronovias, Palatchi recuerda que Cataluña "representa el 3,6%" de la cifra de negocio de Pronovias, mientras que el resto de España supone el 23,1% y "el 73,3% corresponde a la Unión Europea y al resto del mundo".

Amago con cambiar de sede

"Confiamos en que las circunstancias políticas no deriven hacia una situación descontrolada que ponga en riesgo la viabilidad económica de Cataluña y la continuidad de nuestro proyecto empresarial. Pero si fuera así, nos veremos obligados a considerar todas las opciones que puedan asegurar el futuro de este gran proyecto", añade Palatchi amagando con deslocalizar la empresa como ya han hecho las bancos.  

"Deseo de todo corazón que esta situación de inquietud e incertidumbre se disipe cuanto antes y prevalezca el sentido común, el seny, para que la compañía pueda volver a concentrarse cuanto antes en lo que verdaderamente sabemos hacer que es vestir los sueños de las novias del mundo", concluye el comunicado del presidente de Pronovias.

Líder mundial del sector de moda de novias

La empresa es líder internacional del sector de moda de novias y tiene presencia en 90 países. Cuenta con una red de 163 tiendas y 4.000 puntos de venta y emplea a más de mil personas de 40 nacionalidades distintas.

Con este comunicado, Alberto Palatchi se suma a los Gallardo, de la farmacéutica Almirall, en su rechazo a la independencia de Cataluña. Sus vínculos no se limitan a eso. Palatchi está casado con Susana Gallardo, quién pertenece a la familia de los propietarios de la farmacéutica.

El presidente de Almirall, Jorge Gallardo, ha difundido un vídeo entre la plantilla de la compañía para advertirles de las "consecuencias negativas" de una declaración unilateral de independencia para el grupo. Gallardo advierte de que una salida "sin diálogo" de España comportaría también la salida "automática" de la Unión Europea.

 

     

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad