Puig se perfuma con los beneficios

stop

El grupo catalán cierra el año ganando 130 millones de euros, una cifra el 57% superior a la de 2009. Las ventas también suben hasta los 1.202 millones, el 22% más

Marc Puig

11 de abril de 2011 (14:10 CET)

En el ejercicio de 2010, Puig ha superado la crisis. Las cuentas de la multinacional barcelonesa presentan un beneficio neto de 130 millones de euros, mejorando el 57% los resultados anteriores, y las ventas llegan a los 1.202 millones de euros (el 22% más que en 2009). Esta cifra es la más alta conseguida por la multinacional en los últimos cinco años. En cuanto al beneficio operativo (EBIT), el grupo prácticamente ha doblado el resultado, el 97%, hasta los 184 millones.

Según han explicado desde Puig, “el balance saneado con excedente de tesorería permite afrontar proyectos de crecimiento futuro”. El principal, adquirir el 100% de Jean Paul Gaultier. El holding Hermés ha puesto a la venta el 45% de la firma de alta costura, pero el grupo presidido por Marc Puig está negociando adquirir toda la marca por 200 millones de euros. Si consigue cerrar la operación, la multinacional catalana subiría un peldaño en la escalera del lujo al adquirir una marca que desfila en la alta costura de París, ya que tanto Carolina Herrera como Nina Ricci presentan colecciones en París pero en la semana del Ready to wear.

Puig compite con el grupo chino de ropa y accesorios Li&Fung y con la francesa Interparfums. Se espera que Hermés se pronuncie sobre el final de la operación en “pocas semanas”, tal como han comentado fuentes conocedoras de la operación a Economía Digital.

Previsiones 2011

En 2010, Puig ha aumentado su cuota de mercado hasta llegar al 7%, consolidando su séptima posición en el ranking mundial de perfumería. En la división de moda, las ventas han crecido un 25%. Con todo, han estimado que en 2011 las ventas globales superarán los 1.300 millones. Una previsión en línea con el nuevo plan de crecimiento del grupo, que señala 2014 como el año en el que consigan alcanzar el 10% de la cuota del mercado de perfumería selectiva.

Por el momento, en el primer trimestre de 2011, la multinacional ha mejorado los resultados globales el 22%. Una cifra positiva a nivel internacional pero que se mantiene en rojo dentro del país (-6%). A pesar del esfuerzo de la familia Puig para llevar el negocio más allá de la Península, las ventas en España aún representan el 25% de la facturación final.

También esperan que la filial rusa del grupo, abierta en enero, genere unas ventas de más de 50 millones de euros. Cabe recordar que inician el año después de haber comprado el segundo distribuidor independiente de perfumería de Brasil.

Relanzar Paco Rabanne

A lo largo de 2011, Puig lanzará dos nuevas fragancias femeninas, una con Valentino y otra con Prada. La primera supondrá empezar a trabajar con la casa italiana en una asociación “a largo plazo”. Cabe destacar que también apuestan por relanzar la marca Paco Rabanne, que volverá a la semana de la Moda de París el próximo otoño. Por el momento han lanzado una edición limitada de complementos basados en artículos clásicos de la marca.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad