Puig tira de un estudio de 2011 para hacer triunfalismo industrial

stop

El sector industrial y sus servicios agregados generan el 50,2% de la riqueza catalana, según un estudio de la Cámara de Comercio de Barcelona

Protesta de los trabajadores de Valeo ante la fábrica de Seat, en Martorell

en Barcelona, 09 de diciembre de 2015 (20:00 CET)

La industria catalana va a cerrar un 2015 negativo por el anuncio de cierre de varias fábricas, como las de ValeoAutoliv o, la última, la de CovestroEl Govern quita hierro a estos cierres, que considera que no representan la situación del sector. La industria va bien, su aportación a la economía catalana ha ganado peso con la crisis y supera el 50% del PIB, según un estudio con datos de 2011.

El conseller de Empresa i Ocupació, Felip Puig, ha presentado este miércoles el estudio La Nueva Industria, que calcula el peso de la industria teniendo en cuenta la aportación del sector industrial propiamente dicho añadiéndole la de los servicios ligados a la industria, lo que arroja una aportación del 50,2% a la riqueza catalana. Pero los datos son de hace cuatro años.

La administración catalana ha justificado esta brecha temporal porqué el estudio, realizado por la directora de Análisis Económico de la Cámara de Comercio de Barcelona, Carme Poveda, se basa en las tablas input-output, un modelo económico que pone en relación los diferentes sectores y subsectores. Y las tablas input-output catalanas más recientes son de 2011.

Cada vez más externalizado

Hace cuatro años, la industria aportó el 19,8% del Valor Añadido Bruto (VAB) catalán. Pero el sector industrial ampliado, lo que se denomina nueva industria, arroja un peso mucho más alto ya que le incorpora el peso de servicios, comercio y transporte directamente ligado a las manufacturas.

Carme Poveda, autora del estudio, ha explicado que el peso de la industria, sin tener en cuenta estos aportes, ha bajado en los últimos años a causa de varios factores, uno de los cuales es la externalización de algunos servicios. Estos son cada vez de más valor añadido y se encuentran servicios como el diseño, la comunicación y el marketing, servicios jurídicos e incluso I D.

Menos compras exteriores y en España

Este tipo de estudios permite ver también donde contratan los servicios las empresas industriales. Según el estudio de la Generalitat y de la Cambra de Comerç, que compara los datos de 2011 con datos de 2005, la industria catalana "está reorientando sus compras en el extranjero y en el resto de España hacia Cataluña".

En 2005, la industria catalana hacía el 43% de las compras en el propio territorio, por un 40% en el extranjero y un 18% en el resto de España. En 2011, Cataluña copaba el 51% de las compras, mientras los pedidos al extranjero caían 8 puntos, hasta el 32%, y en el resto de Espana un punto, hasta el 17%.

Apuesta por la industria

Felip Puig ha cerrado la presentación del estudio con un mensaje positivista. Para el conseller, los datos muestran que la industria es prioritaria y que debe seguir siéndolo, y ha subrayado la buena salud del sector: "Tiene un pacto social, un pacto con el territorio, es sostenible y es tractor de otros sectores".

Sobre cómo ha vivido la crisis, Puig ha destacado que "la pérdida de peso de la industria ha sido más importante durante la época de teórica bonanza que durante la recesión". De hecho, según datos del INE, el peso de la industria en la economía catalana tocó fondo en 2012 y está creciendo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad