Quabit se embarca en una miniampliación para calentar la acción

stop

Aporta 1,2 millones de recursos propios para regalar un título por cada 20 antiguos. Busca que el valor suba de 1,6 a 2,5 euros, el precio previsto para ir a otra ampliación. Y así obtener hasta 50 millones

Juan Carlos Martínez

Félix Abánades, presidente de Quabit, presentaba las nuevas promociones en el pasado Salón Inmobiliario de Madrid
Félix Abánades, presidente de Quabit, presentaba las nuevas promociones en el pasado Salón Inmobiliario de Madrid

Madrid, 11 de julio de 2016 (01:00 CET)

Siguiendo la hoja de ruta marcada en la junta de accionistas del pasado 14 de abril, la inmobiliaria Quabit, tras llevar a cabo una reducción de capital, afronta ahora una ampliación con cargo a reservas.

La promotora presidida por Félix Abánades desembolsará 1,26 millones de euros para comprar 2,52 millones de acciones nuevas a un precio de 0,5 euros. El objetivo, regalar a los accionistas una acción nueva por cada 20 que atesoren. Tras los dos días de subidas producidas tras el anuncio de la ampliación, la acción de Quabit cerraba el pasado viernes en 1,7 euros.

Hasta finales de marzo, la inmobiliaria contaba en tesorería con poco más de 4 millones de euros –un 52% menos que hace un año–, y una generación de caja a corto plazo muy limitada tomando en consideración únicamente el negocio principal.

Antesala de otra gran ampliación

La operación se ejecuta como antesala de la ampliación de mayor calado, aprobada también en la junta de abril, y en la que los nuevos accionistas deberían abonar un mínimo de 2,5 euros por acción (50 céntimos de nominal y 2 euros de prima emisión), para llegar al objetivo de conseguir hasta 50 millones de euros con la emisión de 20 millones de títulos.

Un capital con el que, además de la inyección procedente del esperado fondo de inversión –cuya llegada se daba por hecha en octubre de 2015 y sigue sin producirse–, la inmobiliaria cuenta para sacar adelante su plan estratégico, de construir más de 3.000 viviendas hasta 2020. 

Espera inicial

De momento, lo que ha provocado el anuncio de la ampliación con cargo a reservas ha sido un aluvión de especulaciones entre los accionistas acerca de qué hacer para obtener el mayor rendimiento posible. Y toca esperar.

En principio, no será hasta el próximo martes cuando la cosa se mueva al alza. A partir de esa fecha y hasta el 26 de julio es el periodo fijado por Quabit para negociar con los derechos que permitan finalmente hacerse con las acciones.

Negocio con la compra de derechos

El que más y el que menos ya ha echado sus cuentas, y la estrategia a seguir parece clara. Si la intención es permanecer en el valor, todo pasaría por vender todas las acciones y destinar el dinero obtenido a comprar derechos, de manera que, al final, sin haber gastado un euro, se tendrían más acciones.

Así, si un minorista de Quabit vende sus 2.000 acciones, a los aproximadamente 1,7 euros que valen, dispondría de 3.400 euros para comprar derechos y canjearlos por acciones. Suponiendo que el derecho costara 6 céntimos, el accionista obtendría 56.666 derechos, equivalentes a 2.832 acciones. Un 42% más de títulos sin haber efectuado ningún desembolso adicional.

Movimientos tendentes a que entren los fondos

Tras la negociación de los derechos, Quabit ha fijado 1 de agosto para comunicar a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la asignación definitiva de acciones nuevas, el otorgamiento de la escritura pública de ejecución de la ampliación y la entrega de las nuevas. Y el 15 de agosto la fecha a partir de la que cotizarían las nuevas acciones.

A partir de aquí, ya en septiembre, será cuando Quabit se mueva para ir a la nueva ampliación. Para entonces, todos los accionistas confían en que la inmobiliaria haya sido capaz de avanzar en las negociaciones con los inversores. Los que, según el plan estratégico presentado en octubre del pasado año, deberían aportar 70 millones de euros para ser destinados a nuevos proyectos y comprar suelo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad