El presidente y el consejero delegado de Repsol, Antoni Brufau y Josu Jon Imaz. EFE/Javier Lizón

Repsol blinda su apuesta por el coche eléctrico: entra en la startup Ample

stop

La petrolera entra en el capital de la estadounidense Ample, startup dedicada al desarrollo de la recarga de vehículos eléctricos

Barcelona, 06 de agosto de 2018 (16:34 CET)

Repsol ha reforzado su apuesta por el sector de coche eléctrico con la entrada en el capital de la startup estadounidense Ample, que ha creado un novedoso sistema automatizado de sustitución de baterías eléctricas. Con esta, ya son tres líneas del negocio de movilidad alternativa por el que la petrolera española ha apostado en lo que va de año. 

La compañía dirigida por Josu Jon Imaz y presidida por Antonio Brufau ha cerrado esta operación a través de su división Repsol Energy Ventures, brazo inversor dedicado a las empresas emergentes, que ha entrado en una ronda de financiación por importe de 31 millones de dólares (27 millones de euros).

Además de Repsol, ha participado la petrolera anglo-holandesa Royal Dutch Shell (a través de Shell Ventures) y tres fondos: Moore Strategic Ventures, propiedad del multimillonario estadounidense Louis Moore BaconHemi Ventures y Trirec.

Repsol ha entrado en Ample junto a Moore Strategic Ventures, propiedad del multimillonario estadounidense Louis Moore Bacon

El dinero captado se utilizará para desplegar la nueva tecnología de Ample en múltiples localizaciones durante los próximos meses. Sendos representantes de Shell Ventures y de Moore Strategic Ventures pasarán a formar parte del consejo de administración de la compañía estadounidense.

Ample fue fundada por John de Souza y Khaled Hassounah en 2014 y ha desarrollado una solución para cambiar las baterías de los vehículos eléctricos "en minutos" utilizando la robótica y la tecnología de baterías inteligentes.

Las otras apuestas por el coche eléctrico

Con la entrada en el capital de Ample, Repsol da un paso más en el ámbito de la movilidad alternativa. La petrolera española participa en Wible, una sociedad conjunta con Kia Motors que opera en el negocio del coche compartido y que arrancó su servicio hace menos de un mes en Madrid. 

También tiene participación en Scutum, una empresa dedicada al diseño y la fabricación de motos eléctricas --es la fabricante de las motos eléctricas de la marca Silence, liderada por el expiloto Carlos SoteloSin ir más lejos, el pasado 24 de julio, la compañía firmó una ronda de financiación de 8,6 millones de euros aportados, en parte, por Repsol y por Caixa Capital Risc –gestora de capital riesgo de La Caixa– y Cdti.

La tercera apuesta se centra en el segmento de la recarga de coches eléctricos, donde l participa, junto al Ente Vasco de la Energía (EVE), en la empresa Ibil.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad