El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz. EFE/Javier Lizón

Repsol Renovables: la petrolera constituye su filial 'verde'

stop

La nueva sociedad de la petrolera nace para cumplir el objetivo de 4.500 megavatios y 2,5 millones de clientes en 2025

Madrid, 07 de octubre de 2019 (16:59 CET)

Repsol ha cumplido uno de los objetivos marcados en su plan estratégico y en el que lleva meses trabajando. La petrolera ha constituido Repsol Renovables, una nueva filial que supone la apuesta de la compañía por las energías renovables, según publicó este lunes el Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME)

La petrolera buscaba alternativas tras el revés sufrido el pasado abril al no poder adquirir la firma especializada en energía fotovoltaica X-Elio por el elevado precio que pedían sus propietarios, el fondo KKR y la familia Riberas. La nueva Repsol Renovables tendrá como administrador único a Joao Paulo Costeira, uno de los hombres de confianza del consejero delegado Josu Jon Imaz y que ya fue el máximo responsable para Europa de EDP Renováveis, la filial de renovables del grupo energético luso. 

Repsol Renovables tendrá su sede en la calle General Lacy de Madrid, en el mismo edificio que las oficinas de Repsol Electricidad y Gas, la compañía que la petrolera constituyó en noviembre de 2018 tras la compra de los activos de Viesgo. La operación se hizo efectiva por un montante de 733 millones de euros y es, desde entonces, la filial de Repsol encargada de canalizar el negocio de luz y gas. Esta sociedad registró el pasado septiembre más de 930.000 clientes, lo que supone un incremento del 24% en menos de un año, ya que cuando la petrolera adquirió Viesgo ésta contaba con 750.000 clientes. 

En la compra de Viesgo, Repsol adquirió también varios proyectos de generación de electricidad de bajas emisiones. En concreto, centrales hidroeléctricas situadas en distintos puntos de España -Aragón, Castilla y León y Extremadura, entre otros- con una capacidad de 700 megavatios (MW); y dos ciclos combinados en Algeciras (Cádiz) y en Escatrón (Zaragoza), que suman una capacidad conjunta de 1.650 MW. Esta fue una de las líneas rojas marcadas por Imaz a Costeira: crear proyectos propios o buscar otros que la compañía pueda desarrollar desde cero. 

La capacidad total instalada de producción de Repsol es de 2.952 MW, a los que habría que sumar otros 1.083 MW de renovables en desarrollo para cumplir con el objetivo de 4.500 MW en 2025. En su estrategia de cara al próximo año, la petrolera contempla inversiones en el segmento de bajas emisiones por un total de 2.000 millones de euros. Esas inversiones estarán sujetas a la rentabilidad que otorguen, con un objetivo marcado en rojo del 6%, como ya avisó el presidente Antonio Brufau en la presentación del plan estratégico a 2020 realizada el pasado junio. 

La meta de Repsol con su plan estratégico es alcanzar 2,5 millones de clientes minoristas, lo que le supondría a la petrolera una cuota de mercado de más de un 5%. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad