El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz. EFE/Javier Lizón

Repsol: una de cal y otra de arena antes de los resultados

stop

La petrolera española incrementa la producción por encima de lo previsto pero con márgenes más estrechos

Barcelona, 21 de enero de 2019 (19:37 CET)

Repsol cerró un 2018 de previsible récord de beneficios. Queda más de un mes para que presente sus resultados anuales, pero los trimestrales apuntan a las mayores ganancias en diez años. Lo que ya ha publicado este lunes es el trading statement, el minuto y resultado de la situación de su negocio: datos de precios, de producción de petróleo y de márgenes de refino.

Esta antesala de los resultados económicos arroja una de cal y otra de arena para la petrolera que preside Antoni Brufau. La producción subió, y lo hizo más de lo previsto en el plan estratégico, pero el margen de refino bajó ligeramente tras un último trimestre negativo.

Repsol produjo el año pasado 715.000 de barriles de Brent diarios, cifra que supera en un 2,9% la producción de 2017. La cifra, además, mejora en tres décimas el objetivo de crecimiento anual marcado por Josu Jon Imaz en el plan estratégico de la compañía entre 2018 y 2020. Así, la energética ha puesto la velocidad de crucero hacia los 750.000 barriles diarios el año que viene.

Repsol supera sus propios objetivos de producción con 715.000 barriles diarios en 2018

El incremento de la producción es una muy buena noticia para Repsol por un doble motivo. Porque significa por si solo más ventas y porque, además, con la subida del precio del petróleo, supone un gran incremento de los ingresos. El precio medio del crudo Brent en 2018 fue de 71,3 dólares el barril, un 31,5% más que en 2017.

Esta es la parte buena del año de Repsol. La mala se encuentra en la otra gran pata de su negocio, el refino. Al contrario que la producción, el margen de refino cayó el año pasado, aunque lo hizo de forma moderada. En concreto, se situó en 6,7 dólares el barril, una décima menos que en 2018 tras un último trimestre de márgenes muy bajos (6,2).

Previsiblemente, la mejora de producción, combinada con la subida de los precios, tendrá mayor impacto en la cuenta de resultados que la reducción del margen, por lo que se espera que las cifras que presentará el 28 de febrero sean buenas. Además, por primera vez, Repsol hará balance de su entrada en el sector eléctrico minorista, aunque es bastante reciente.

Hemeroteca

Repsol
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad