Revolución en el pequeño electrodoméstico: Taurus se queda a su rival Solac

stop

La propietaria hasta ahora de la marca vasca, la sociedad Cegasa, entró en concurso voluntario de acreedores el pasado marzo

29 de julio de 2014 (12:32 CET)

Cambio en el mapa del sector del pequeño electrodoméstico. El grupo Taurus ha fortalecido su presencia en el mercado europeo gracias a la adquisición de su rival Solac. La compañía no ha hecho público el montante total de la oferta de compra que ha registrado en el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Vitoria-Gasteiz, donde se dirige el concurso de acreedores de la propietaria de la marca hasta la fecha, la sociedad Cegasa.

La compañía alavesa decidió llevar en marzo los libros a los juzgados tras fracasar en su intento de encontrar a un socio que reflotara las líneas de negocio rentables. El pasivo de la quiebra rondaba los 111 millones de euros, en los que se incluyen un crédito participativo del Gobierno Vasco de 18 millones. La adjudicación de esta unidad productiva es clave para que los acreedores reciban parte de lo invertido en el grupo. El juez decidió liquidar la sociedad tras la imposibilidad de continuar con la actividad de forma sostenible. Las cuentas no salían ni siquiera tras aplicar quitas.

Mercado europeo

Los portavoces de Taurus Group han señalado que su principal interés en Solac es la presencia que tiene en Europa. Opera en los mercados francés, portugués y alemán. Además, es una de las principales marcas del denominado sector del Pequeño Aparato Electrodoméstico (PAE), una distinción que le otorga prestigio en el sector y le pone al mismo nivel que firmas como Braun, Rowenta o Polti.

Solac destaca por conseguir la primera cafetera expresso con calderín, el primer centro de planchado compacto y disponer de aspiradoras robot. De hecho, la fortaleza de la firma le permitirá continuar como marca propia, tal y como señalan los responsables de Taurus. Esperan que crezca gracias a las “sinergias con el grupo”.

Crecimiento orgánico

Taurus se ha centrado en los últimos años en crecer en el mercado nacional e internacional a golpe de talonario. En 2009, cerró dos compras destacadas: Casals, la firma de herramientas eléctricas, y el grupo del sector de la peluquería Winsor. También se hizo con la histórica empresa cafetera Minimoka en 2011, poco antes de cerrar la adquisición de las compañías francesas White&Brown y Alpatec. Se quedó la peruana Mapalsa y la sudafricana Lucky un año después.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad