Roca Junyent, epicentro del 'caso Eurobank'

stop

JUDICIAL

Eduardo Pascual Arxé, declarando en un juicio

02 de octubre de 2012 (21:05 CET)

El despacho Roca Junyent ha estado en los dos lados del caso Eurobank. El bufete, que en la actualidad se ocupa de la acusación de parte de los afectados en la pieza separada del caso, elaboró un informe favorable a una empresa vinculada al principal acusado de ambas piezas, Eduardo Pascual Arxé. Con esta situación, las defensas podrían solicitar la nulidad de ambas actuaciones si las sentencias son condenatorias.

Roca Junyent asumió este verano la defensa de la Asociación para la Defensa de los Intereses de los Inversores y/o Accionistas perjudicados por la Administración de Eurobank y su pieza separada. La causa principal se centra en la presunta descapitalización de la entidad financiera a través de unas mutuas vinculadas al presidente de la entidad, Pascual Arxé. La segunda causa analiza las actuaciones de los liquidadores de la entidad financiera, imputados por malvender los activos del banco presumiblemente en beneficio de Arxé.

El informe

El bufete de abogados tuvo un papel activo en la pieza principal del caso en las primeras fases de su instrucción. Roca Junyent elaboró un informe para el ex propietario del banco para contrarrestar un documento de Ernst & Young que cargaba contra el papel de las mutuas. Fuentes del despacho de abogados han indicado que se ha valorado la situación con los clientes. “Según nuestra opinión, no existe peligro alguno de incompatibilidad”, afirman las mismas fuentes.

Fuentes judiciales indican que Pascual Arxé y las mutuas podrían solicitar la nulidad de la sentencia si creen que “se ha producido indefensión" durante "el procedimiento". En este sentido, indican que existen precedentes donde el juez ha tomado la decisión al estimar que los abogados no tenían el permiso de su primer cliente para ejercer. 

Las causas

El caso Eurobank se encuentra en su fase final de instrucción tras casi nueve años. Las partes se encuentran redactando ya sus escritos sobre las presuntas operaciones entre la entidad financiera y las mutuas –préstamos con un alto riesgo--. Fuentes judiciales indican que sólo Arxé pudo llevarse 13 millones de euros.

Por otro lado, el juzgado de instrucción número 5 de Madrid está analizando la información aportada por los liquidadores del banco --Francisco Javier Barceló Obregón y a Rosa Maria Cornet Cisquella-- y en breve podría convocar nuevas declaraciones.

Con esos documentos, el magistrado Pablo Ruz debería encontrar la respuesta a la desaparición de un patrimonio valorado en 26,7 millones de euros en 2003 hasta los 4,5 millones en 2010, según indican las cuentas el interventor.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad