Un pasajero en los mostradores de facturación de Ryanair en la T2 del Aeropuerto de El Prat, el 24 de julio de 2020 | EFE/EF/Archivo

Ryanair recorta sus vuelos en invierno por la crisis del coronavirus

stop

La aerolínea de bajo coste elimina el 40% del calendario de vuelos programados para este invierno

Economía Digital

Un pasajero en los mostradores de facturación de Ryanair en la T2 del Aeropuerto de El Prat, el 24 de julio de 2020 | EFE/EF/Archivo

Madrid, 15 de octubre de 2020 (12:56 CET)

La pandemia del coronavirus ha puesto contra las cuerdas a las aerolíneas, que no han dejado de tomar medidas para achicar agua y poder seguir operando pese a la escasa demanda. Ahora Ryanair ha anunciado un recorte del 40 % al calendario de vuelos programados para este invierno.

La nueva previsión supone un descenso de la frecuencia de vuelos debido al "aumento de las restricciones" impuestas por los distintos gobiernos europeos junto a la estacionalidad del negocio.

No será el único efecto de la pandemia. El consejero delegado de la compañía, Michael O'Leary, aseguró este jueves que la decisión también se traducirá en "más despidos entre el personal de cabina" en aquellas bases donde todavía no hay acuerdos sobre "recortes salariales y de horas de trabajo".

Algunos de los enclaves señalados son Bélgica, Alemania, España, Portugal y Viena (Austria). También se cerrarán durante la temporada invernal las bases de operaciones en Irlanda, en Cork (sur) y Shannon (oeste), así como la francesa de Toulouse.

"Es inevitable, dada la escala de estos recortes, que este invierno implementemos más políticas de vacaciones no remuneradas y jornadas compartidas en aquellas bases en las que hemos acordado una reducción en la jornada laboral y la remuneración, una medida que creemos será mejor a corto plazo en lugar de pérdidas masivas de empleos", ha agregado O'Leary.

Menos pasajeros

Como es lógico, una caída de la demanda y una reducción del calendario de vuelos también conllevará un menor número de pasajeros. La firma low cost ya prevé que el tráfico durante el año fiscal, es decir, hasta marzo de 2021, "se reduzca a unos 38 millones de pasajeros".

Esta previsión, de acuerdo al comunicado de Ryanair, podría ser modificada a la baja si algunos Gobiernos de la Unión Europea "continúan gestionando mal los servicios aéreos e imponen más restricciones"

Es por eso que el 9 de octubre la compañía ya pidió a todos los gobiernos de la Unión Europea (UE) adoptar lo antes posible el sistema de semáforo covid-19, con motivo de la reunión del Consejo Europeo en Bruselas del 13 de octubre. El objetivo, según afirmó el consejero delegado, Eddie Wilson, era dar "dar a las economías turísticas de Europa el alivio que tanto necesitan".

Wilson instó a adoptar dicho sistema "sin demora" porque la industria aérea y el turismo europeo "no pueden permitirse perder más puestos de trabajo, y hasta que no se disponga de una vacuna, debemos aprender a vivir con el virus".


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Hemeroteca

Coronavirus Rebrotes
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad