Sacyr ralentiza las obras en Panamá mientras espera el pago de los sobrecostes

stop

La constructora asegura que no contempla otro escenario que no sea el acuerdo

El presidente de Sacyr, Manuel Manrique.

13 de enero de 2014 (18:56 CET)

Operación tortuga. El consorcio liderado por Sacyr encargado de la ampliación del Canal de Panamá ha asegurado que no contempla un escenario diferente al acuerdo con los gestores de la infraestructura. El presidente de Sacyr, Manuel Manrique, ha reconocido este lunes que las obras se han ralentizado por problemas de liquidez pero ha asegurado que los trabajos de ampliación “se terminarán” y que la empresa no pretende abandonar.

“Las obras se acabarán. Será a lo largo del 2015, tal como estaba previsto. El único escenario que contemplamos es el acuerdo dentro del contrato. Nuestras reclamaciones son justas, razonables y plenamente justificadas”, explicó el presidente de Sacyr.

Sin avales del Gobierno


Con un optimismo desbordante, muy diferente a las cautelas y reticencias mostradas desde Panamá, Manrique negó la posibilidad de que una de las posibles soluciones sea un aval del Gobierno español. “La ministra Ana Pastor negó ese aval durante su viaje a Panamá”, dijo Manrique.

El presidente de la empresa también rechazó que los sobrecostes sean habituales en las obras de Sacyr. “No tenemos ningún otro conflicto abierto de este tipo abierto en América Latina”, explicó.

Lento arbitraje

Sacyr asegura que nunca ha amenazado al Canal de Panamá con abandonar el proyecto, aunque reconoció que el preaviso de paralización de obras no ha sido retirado y, por tanto, se mantiene en pie.

Una de las causas que más preocupa a la empresa española es la lentitud de los procesos de arbitraje. “Mientras se deciden las reclamaciones, hay que seguir pagando a los proveedores. Tenemos una reclamación con el basalto pero hemos tenido que poner 4,5 millones de metros cúbicos de hormigón”, explicó Manrique.

Sin cifras

El presidente de Sacyr no quiso detallar la cantidad de dinero con la cual la empresa se daría por satisfecha para continuar sin problemas con las obras. “Es un proceso que está en negociaciones y no me puedo aventurar, pero ya ha habido propuestas sobre la mesa”, aseguró.

El presidente de la empresa viajará este martes a Panamá para supervisar, en persona los avances de las negociaciones. Aunque aseguró que la concesión panameña representa una cantidad importante, destacó que la supervivencia de la empresa no depende de esos trabajos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad