Sólo cuatro grupos optan a los casinos de BCN World

stop

Inversión de 300 millones

Xavier Alegret

El presidente de la Generalitat, Artur Mas (derecha), y el consejero de Economía, Andreu Mas-Colell (izquierda)
El presidente de la Generalitat, Artur Mas (derecha), y el consejero de Economía, Andreu Mas-Colell (izquierda)

en Barcelona, 10 de septiembre de 2015 (12:53 CET)

Después de muchas especulaciones, finalmente serán un máximo de cuatro los casinos que se construirán en Vila-Seca y Salou, en los terrenos que iban a ser el BCN World pero que el Govern, después de la salida de Veremonte y de coger las riendas del proyecto, llama Centre Recreatiu i Turístic (CRT). Así, el complejo se ha encogido de seis casinos hasta un máximo de cuatro, pero que podrían quedar reducido a la mitad en función de cómo actúe Veremonte.

El dato oficial es cuatro, después de que este jueves, el Govern haya publicado en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC) las bases del concurso para los cuatro complejos turísticos integrados, que deberán incluir mucho más que un casino. Sólo cuatro grupos han recibido la autorización para poder licitar por uno de estos complejos con casino, pero eso no significa que los cuatro vayan a tirar para adelante.

El papel de Veremonte

Para empezar, si algún grupo no cumple las bases del concurso, quedará fuera de éste. Pero hay más incertidumbres. Los grupos que optan a casino son Peralada, Melco Propery, BCN IR 3 y BCN IR 2. Estas dos últimas sociedades están lideradas por Veremonte, el grupo de Enrique Bañuelos –y Xavier Adserà como impulsor–, con Melco como socio en una de ellas y Hard Rock en la otra.

¿Por qué constan en el concurso a pesar de haber abandonado el liderazgo de BCN World? Porqué la solicitud para construir los complejos se presentó antes de su salida, lo que hace previsible que, aunque tienen la posibilidad de presentarse al concurso, no lo hagan. Eso podría reducir a la mitad el macrocomplejo.

Desde la consejería de Economía no renuncian a estos casinos y apuntan que puede haber otras soluciones, como que Veremonte venda su parte de la sociedad a sus socios o que otras compañías puedan entrar en estos grupos.

Inversión mínima de 300 millones

No será hasta finales de año, o inicios de 2016, cuando saldremos de dudas, ya que será entonces cuando se abrirá el periodo de un mes para licitar. Economía ha publicado las bases en el DOGC ahora para que las empresas interesadas puedan ir preparando la documentación y las autorizaciones necesarias, pero no se licitará hasta que se apruebe el Plan Director Urbanístico de la zona, previsto para final de año.

Los grupos que quieran tener un casino en el CRT de Vila-Seca y Salou deberán proyectar una inversión mínima inicial de 300 millones de euros. Cada uno de los hasta cuatro complejos deberá incluir, además del casino, viviendas, hoteles, restaurantes, centros de convenciones y de congresos, teatros y una zona comercial. Las empresas que, cuando se cierre el concurso el año que viene, resulten ganadoras del mismo, tendrán cuatro años para la construcción de los complejos.

El macrocomplejo que no será

BCN World nació hace tres años como respuesta al fracaso de Eurovegas, que prefirió Madrid a Cataluña (aunque terminó por abandonar la capital). Se proyectó como un macrocomplejo de seis parques temáticos, con una inversión prevista de 4.500 millones que debía crear 20.000 empleos directos.

El proyecto se fue empequeñeciendo y la salida de Veremonte, hace apenas tres meses, supuso un duro golpe que hizo peligrarlo. Pero el Govern ha cogido las riendas y parece empeñado en tirarlo hacia adelante, aunque Andreu Mas-Colell lo ha puesto en cuarentena al decir que "o hay una inversión muy importante o no habrá nada".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad