Depuradoras de Aigües de Barcelona en el Prat de Llobregat (Barcelona). /EFE/Marta Pérez

El Supremo se pronunciará en octubre sobre Aigües de Barcelona

stop

El Supremo decidirá el próximo 30 de octubre sobre la validez de la constitución de la empresa mixta Aigües de Barcelona, participada por Agbar y el AMB

Barcelona, 03 de julio de 2019 (19:48 CET)

El Tribunal Supremo se pronunciará el próximo 30 de octubre sobre la validez de la constitución de la empresa mixta Aigües de Barcelona. Esta corporación se encarga del suministro de agua en baja, hasta los hogares, en 23 municipios del área metropolitana de Barcelona en los que viven cerca de tres millones de habitantes.

Aigües de Barcelona es una empresa de capital público-privado participada por Agbar (70%), Criteria (15%) y por el Área Metropolitana de Barcelona (15%).

Precisamente, el gobierno del Área Metropolitana de Barcelona impulsó en 2012 la constitución de la sociedad mixta para garantizar el ciclo integral del agua en la zona más poblada de Cataluña.

Tres compañías competidoras recurrieron la constitución de Aigües de Barcelona. Estas compañías son Acciona, Aqualia y Aguas de Valencia. Curiosamente, esta última fichó como directivo a finales del año pasado a David Madí, hombre de confianza y exdirector de campañas electorales de Artur Mas.

Guerras judiciales

El pleito por Aigües de Barcelona se enmarca en la guerras judicial que mantienen Agbar y Acciona desde hace años. El anterior gobierno de Artur Mas adjudicó en 2012 Aigües Ter-Llobregat (ATLL) a un consorcio liderado por Acciona. ATLL se encarga de la gestión del agua en alta, desde los manantiales a los depósitos generales. El Tribunal Supremo anuló este contrato el pasado año a raíz de un recurso de Agbar.

En paralelo, Acciona recurrió la constitución de Aigües de Barcelona, que era la que se encarga del suministro del agua en baja. Su principal accionista es Agbar.

A causa de los recursos presentados, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña anuló en 2016 el acurdo del gobierno del AMB por el que se constituyó Aigües de Barcelona. El argumento esgrimido en la sentencia es que la adjudicación no se realizó mediante un concurso público.

El Tribunal Supremo se pronunciará definitivamente sobre  la constitución de Aigües de Barcelona el 30 de octubre, dentro de cuatro meses.

Respecto a ATLL, Acciona vendió los derechos del pleito que mantiene con la Generalitat de Cataluña por la rescisión del contrato por 170 millones de euros. En un hecho relevante comunicado en junio pasado a la CNMV, la compañía que preside José Manuel Entrecanales advirtió que este importe no incluye las indemnizaciones que reclaman a la Generalitat.

Acciona vendió los derechos de cobro del pleito por ATLL a Fortress. Se trata de un fondo norteamericano especializado en este tipo de operaciones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad