Suqué da otro paso atrás en Peralada al entregar la presidencia de los casinos

stop

Relevo generacional

Xavier Alegret

Artur Suqué, a la derecha, y su esposa Carmen Mateu, en el centro, con sus hijos Miguel, Javier e Isabel.
Artur Suqué, a la derecha, y su esposa Carmen Mateu, en el centro, con sus hijos Miguel, Javier e Isabel.

en Barcelona, 21 de agosto de 2015 (11:41 CET)

El Grup Peralada está en pleno relevo generacional y su actual patriarca, Artur Suqué, está cediendo las presidencias de las compañías del grupo, como avanzó este jueves Economía Digital. Este relevo ha dado un paso más, muy importante. Suqué ha cedido la presidencia de Inverama, la matriz de los casinos del grupo familar, a su hijo Javier Suqué Mateu.

El relevo se formalizó a mediados de agosto y lo publica este viernes el boletín del Registro Mercantil. Javier Suqué, que se ha ocupa de los negocios vitivinícolas del grupo, asume la presidencia de Inverama, mientras el otro hijo varón de Artur Suqué y Carmen Mateu, Miguel, ocupa la vicepresidencia y se mantiene como consejero delegado, cargo que hasta ahora compartía con su padre.

La presidencia de Inverama era de las pocas que todavía mantenía Artur Suqué dentro del Grup Peralada, un conglomerado dedicado al ocio, la cultura y el cava con una veintena de empresas y fundaciones. En los últimos días ya había cedido la de Casino de Barcelona Interactivo, el casino on line del grupo.

Economía Digital se ha puesto en contacto con la compañía para conocer los motivos del relevo generacional, pero la compañía ha evitado comentarlos. Artur Suqué, nacido en 1930, tomó las riendas del grupo hace más de cuarenta años, cuando murió su suegro, Miquel Mateu.

Basado en el ocio y las bodegas

El Grup Peralada es propietario de los casinos de Barcelona, Peralada y Tarragona entre otros, de varios hoteles, de numerosas bodegas, entre ellas las Perelada, y de algunas empresas industriales. Además, organiza el Festival de Peralada, que ha concluido esta misma semana.

La dirección de los negocios de ocio del grupo ha quedado en manos de Miguel Suqué, que también preside el Casino de Tarragona, además de La Hispano Suiza, una de las empresas industriales del grupo. Javier Suqué, ahora presidente de Inverama, se ocupa del negocio vitivinícola de la familia y preside la mayoría de bodegas y cavas, además de Perelada Comercial, la distribuidora del grupo.

Javier Suqué se ha hecho cargo recientemente también de Cultius Marins del Delta de l'Ebre (Cumar), una de las filiales más pequeñas del grupo, dedicada al cultivo y venta de ostras, almejas y mejillones. Cumar estaba presidida por Joan Antón Sánchez Carreté, antiguo asesor fiscal de la familia Pujol, pero en la última junta de Cumar, celebrada en junio, se nombró a Suqué como nuevo presidente.

Una larga tradición

La historia de esta familia de emprendedores se remonta a 1904, cuando Damià Mateu i Bisa, abuelo de Carmen Mateu (esposa de Artur Suqué Puig y madre de Javier y Miguel Suqué), funda la fábrica de automóviles Hispano-Suiza. En los años 20, su hijo Miquel Mateu compra el Castillo de Peralada y funda las bodegas de Perelada.

La hija de Miquel, Carmen, y su yerno Artur Suqué heredan sus negocios y los amplían, con las aperturas de los primeros casinos y la creación del Festival de Peralada, de referencia cada verano en Cataluña.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad