Telecinco gana la batalla de los medios mientras Vocento no levanta cabeza

stop

El valor bursátil de los cuatro grandes del sector se reduce en casi a la mitad en tres años

Vasile, Vargas y Polanco

18 de enero de 2011 (18:36 CET)

La gran crisis ya tiene ganador en bolsa en el sector de los medios de comunicación. El valor de mercado de Telecinco es de 3.027 millones de euros, el 52% del total de todos los grupos cotizados. Antes de que comenzara la crisis ese porcentaje era del 39%. Ningún medio lo hace peor desde entonces que Vocento.

Tras un muy duro 2010, el sector de medios de comunicación se ha tomado un respiro en las dos primeras semanas del nuevo año. Telecinco, Antena 3 y Prisa suben el 10% en el arranque de 2011 y, en el caso de las dos primeras, compensan gran parte de las pérdidas acumuladas el año pasado.

La otra cara de la moneda es Vocento. Aunque es verdad que es el único medio que puede presumir de una subida en bolsa en los 12 últimos meses -algo menos de un 20%-, se ha convertido en el hermano pequeño del sector.

El año horrible de Prisa

El grupo cuyo consejero delegado es José Manuel Vargas empieza el año con una caída del 1,5%. El resultado, unido a la mejora de sus competidores, es que Vocento vale en bolsa siete veces menos que Telecinco, casi cuatro menos que Antena 3 y casi es doblada por Prisa a pesar de que en 2010 el grupo editor del diario El País vivió un nuevo annus horribilis.

Mientras, Telecinco puede presumir hoy de valer más en bolsa que sus tres competidores cotizados juntos. Suma 3.000 millones de euros, 200 más que lo que totalizan Antena 3 (1.619 millones), Prisa (750 millones) y Vocento (430).
Para Vocento, el año empieza de nuevo bajo el signo de la reestructuración. El grupo sigue adelante con su plan para desprenderse de todas sus rotativas. La última, la de Sevilla, donde habrá hasta 25 bajas incentivadas.

Los problemas de 'Abc'

“Es un grupo sin visibilidad. A los problemas de su división de prensa escrita, con Abc a la cabeza, se suma su errática estrategia en parcelas clave como Internet, donde se limita a sobrevivir”, asegura un analista de un gran banco extranjero. La bolsa le da la razón: desde que empezó la crisis ha perdido tres cuartas partes de su valor en bolsa. Más incluso que el 64% de Prisa.

Mientras, el grupo participado por la familia Polanco -que el año pasado se dejo la mitad de su capitalización bursátil- está en pleno ajuste tras la entrada en el capital de Liberty. La primera prueba de fuego será resolver la crisis del diario económico Cinco Días. Prisa quiere finiquitar a finales de este mes como muy tarde la salida voluntaria de 25 periodistas.

De momento, ni uno sólo ha aceptado las condiciones ofrecidas a la espera de que el grupo mejore su proposición. Pronto se verá el grado de dureza del proceso de ajuste de la Prisa de nuevo cuño que supone poner a Liberty al frente de las operaciones.

Los ganadores

Mientras, Antena 3 y Telecinco viven un momento relativamente plácido. Para ambas, las pérdidas acumuladas desde el 31 de diciembre de 2007 son de alrededor del 30%. Parece que lo peor ya ha pasado, en opinión de los analistas. Y es que el mercado de la televisión siguió creciendo en 2010 y ambas cadenas mantienen una dura batalla por las audiencias que de momento se salda a favor del grupo que preside Paolo Vasile. En diciembre, terminó como líder de audiencia con una cuota del 13,8% frente al 11,7% de Antena 3.

Pero en Telecinco a la guerra por la audiencia se suma la de ganar la batalla de la integración de Cuatro en tiempo récord. Una operación que dará a la cadena de Silvio Berlusconi una cuota de mercado del 44% en la facturación publicitaria de la televisión en España. Tras descabezar a la plana mayor de Cuatro tanto en contenidos como en publicidad, Telecinco ya ha dejado claro quién manda y que no se andará con remilgos con el duro ajuste de plantilla que viene, empezando por los empleados de la ya desaparecida CNN .

En este escenario, el grupo de medios afronta un 2011 crucial para dilucidar su futuro. Complejo para las cadenas de televisión y traumático para los dos grupos editoriales, abocados a nuevos grandes ajustes. De momento, los cuatro grandes del sector, que hace tres años valían algo más de 11.000 millones de euros, hoy suman algo menos de 6.000 millones. Por ahora, en los primeros compases del año, parecen haber parado la hemorragia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad