Uber y Cabify ganan una batalla en su guerra contra el Gobierno. Imagen de una protesta de taxistas (EFE).

Uber y Cabify ganan una batalla en su guerra contra el Gobierno

stop

Uber y Cabify logran que el Supremo estudie vetar la normativa de Fomento que restringe su actividad para proteger al taxi

Barcelona, 19 de marzo de 2018 (10:55 CET)

La guerra judicial de Uber y Cabify contra el Gobierno llega al Supremo. Este lunes el Tribunal Supremo ha admitido a trámite un recurso contra el ministerio de Fomento presentado por Unauto, la patronal de las empresas que gestionan vehículos con licencia de alquiler con conductor (VTC), en el punto de mira del sector del taxi por lo que consideran una competencia desleal.

Los empresarios de las VTC piden la retirada del real decreto aprobado por el departamento comandado por Íñigo de la Serna, restrictivo con su actividad, y se adelantan así a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que reclamó a Fomento la derogación del decreto porque "restringe la competencia de forma injustificada".

Uber también pidió al Alto Tribunal la suspensión cautelar del decreto hasta que se dicte sentencia. Con argumentos contrarios, la patronal de los taxistas Fedetaxi ha presentado alegaciones contra la petición de Uber, que acaba de aterrizar en Barcelona en una nueva ofensiva para ganar clientes en la ciudad que tuvo que abandonar hace tres años por problemas legales.

Restricciones en Barcelona

En esta ciudad, el Ayuntamiento planea exigir una licencia adicional a cada coche con permiso VTC, con el objetivo de proteger al sector del taxi frente a la competencia de los vehículos de alquiler con conductor. Como informó este medio, la empresa aliada de Uber para su vuelta es Yirmi UC Fiesta Omnibus, sociedad creada por los dueños de Cabify en 2015 y que preside Jaime Castellanos, expresidente de Vocento y presidente de Lazard.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad