Un año sin Rosalía Mera: sus sicavs engordaron 41 millones

stop

La discreta Sandra Ortega cedió el sillón de Zeltia al hombre de confianza de su madre, José Leyte, y liquidó Quembre, pero continúa agrandando su patrimonio

Rosalía Mera y Sandra Ortega

15 de agosto de 2014 (19:46 CET)

Este viernes se cumplió un año de la repentina muerte de Rosalía Mera, la dama de Inditex, la chica de barrio que hilvanó una fortuna. Se la llevó un ictus cerebral cuando veraneaba en Menorca junto a su hija Sandra, que contra su voluntad, se convirtió poco después en la segunda fortuna de España, valorada por Forbes en 5.400 millones, solo por detrás de la de su padre, Amancio Ortega.

La discreta Sandra fue tomando las posiciones que ocupaba la cofundadora de Inditex. Asumió la presidencia de la sicav Soandres de Activos y de la sociedad de inversión libre Breixo, y figura como administradora única del centro de operaciones desde el que Rosalía Mera canalizaba su fortuna a todo tipo de inversiones, Rosp Corunna.

La batuta de Leyte

La heredera hace más guiños a la discreción de Ortega que a la fama de millonaria atípica que se ganó su madre, tan capaz de reprender al Gobierno por la reforma de la ley del aborto, como de criticar la hegemonía de lo masculino en la sociedad y en los negocios. “A las mujeres se nos coloca a menudo al servicio de los proyectos de otros, sin vérsenos en uno compartido", dijo en una ocasión. Sandra no hizo declaraciones públicas en todo este tiempo y apenas hay fotos de ella, aparte de las del velatorio de su madre.

Pero ha ejercido, tanto en el ámbito social, esa misión en la que se embarcó la familia a través de la Fundación Paideia tras el nacimiento de su hermano Marcos, con parálisis cerebral; como en el ámbito empresarial. En esa aventura escogió el mismo compañero de viaje que su madre, José Leyte, quien ocupa ahora el sillón de Rosalía Mera en el consejo de Zeltia en representación de Rosp Corunna, que tenía a cierre de 2013 un 5% de la farmacéutica.

Las sociedades de inversión engordan 40 millones


El otro cambio sustancial en el negocio familiar, aunque no una sorpresa, fue la liquidación de la sicav Quembre de Inversiones, que le reportó unos ingresos a Sandra próximos a los 22 millones de euros.

Su otra sicav, Soandres de Activos, ha ido viento en popa, elevando su patrimonio mes a mes. A cierre de 2013 presentaba un patrimonio de 376 millones, que se elevó en el primer semestre del año hasta los 388,8. Breixo de Inversiones, que no es una sicav sino una sociedad de inversión libre, también se revalorizó hasta alcanzar un patrimonio de 211,8 millones en junio de este año. A cierre de 2013 eran 210 millones. Desde la muerte de Rosalía Mera, en agosto de 2013, estas sociedades de inversión han engordado 41 millones.

El efecto Inditex


Falta por saber la evolución de Rosp Corunna Participaciones Empresariales y Rosp Corunna, los que fueran brazos inversores de Rosalía Mera para controlar, por ejemplo, su trozo de Inditex y de Zeltia. En 2012 atesoraban un patrimonio de más de 4.300 millones.

Precisamente, la revalorización de las acciones de Inditex fue la causa probable del notable incremento en el patrimonio de Sandra. Forbes valoraba la fortuna de Rosalía Mera poco antes de su fallecimiento en 4.700 millones, y nueve meses después, la de Sandra Ortega en 5.400.

Sin duda alguna, los títulos de Inditex, que subían entonces como la espuma, influyeron en la valoración de Forbes, aunque lo cierto es que la participación en la textil de los herederos de Mera bajó hasta el 5%. La primera dama de Inditex, llegó a controlar casi un 7%, pero vendió parte de ese porcentaje antes de su fallecimiento.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad