Una empresa de Menorca vende a Cuba la solución a sus problemas turísticos

stop

El gobierno de los Castro recurre a un software español para corregir las deficiencias de sus hoteles envejecidos

Los fundadores de la empresa de Menorca Social Vane.

Madrid, 16 de mayo de 2016 (01:00 CET)

La desfasada industria hotelera cubana ha tomado una decisión pionera en el Caribe para solucionar los problemas del servicio al turista. El gobierno cubano ha contratado los servicios de Social Vane, una empresa de Menorca que ha desarrollado un sistema que analiza los comentarios en las redes sociales de los turistas que han viajado a Cuba.  

La empresa de Santi Camps ha desarrollado un programa que, con instrumentos de inteligencia artificial, es capaz de compilar y analizar toda la información vertida en las redes sociales sobre las experiencias de los viajeros en Cuba. Se trata de una tecnología novedosa y poco conocida en el mercado.  

En función de los perfiles de los usuarios y con la ayuda de big data, el programa de Social Vane recopila información y entrega exhaustivos análisis de datos tanto a los hoteles como al gobierno cubano de los comentarios vertidos en las redes. Con la información se pueden establecer proyecciones y también corregir los principales focos de malestar entre los visitantes.  

Pioneros en análisis de big data 

El fundador de Social Vane desarrolló el programa de análisis del contenido de redes sociales con un equipo de cuatro desarrolladores. Tras firmar un contrato con los hoteles cubanos del Grupo Gaviota, los altos representantes del gobierno cubano mostraron interés en conocer las funciones de este programa que analiza las experiencias dejadas en las redes sociales y que pueden ser utilizadas por empresas turísticas o por cualquier destino.    

Hace poco más de año y medio, Santi Camps acudió a una cita con el gobierno cubano. Estaba convencido de que se trataba de una reunión para una primera toma de contacto para presentarle el producto. Pero, una vez en La Habana, se encuentra en la cita a las máximas autoridades del gobierno cubano que ya se habían informado de las características y potencialidades del programa.  

"Quedé sorprendido porque la presentación se convirtió en una reunión de cierre de contrato", explica Camps, fundador de Social Vane, fundada hace tres años. "Ningún otro gobierno del Caribe ha comprado un sistema de este tipo. Son pioneros y quieren actualizar y mejorar el servicio al turista, en especial al sector hotelero. No están preocupados porque vayan visitantes, sino por darles mejor servicio, sobre todo en los hoteles, donde hay quejas por la calidad del servicio y limpieza", explica el fundador de Social Vane.  

La compañía de Menorca vio en los altos representantes del gobierno cubano una clara determinación por utilizar el análisis de grandes datos para planificar su política turística de los próximos años, enfocada en mejorar la oferta y aumentar las infraestructuras ante la previsible avalancha de visitantes estadounidenses.    

Anticiparse a la tendencia  

La empresa de Menorca, que se encuentra en una ronda de financiación de medio millón de euros, también ha cerrado un contrato con Barceló y el pasado diciembre trabajó con el Ayuntamiento de Barcelona para una campaña para atraer turistas de compras a la ciudad. El gobierno local había invertido en una campaña para italianos y franceses, pero tras el estudio de Social Vane, el gobierno local descubrió que los turistas que más tenían interés en compras procedían de América Latina y de Estados Unidos.  

"Supimos que nuestras conclusiones habían sido efectivas cuando el Ayuntamiento comparó los datos y las conclusiones aportadas con los datos del Dutty Free del aeropuerto. Entonces se dieron cuenta que, para campañas de turismo de compras, el público objetivo está en América y no en Europa", asegura el fundador de la empresa.  

Los representantes del gobierno cubano son conscientes de sus limitaciones tecnológicas, pero son muy profesionales y tienen claro el rumbo que deben emprender para ampliar las potencialidades turísticas de la isla, según sus proveedores tecnológicos. Las autoridades cubanas tienen prisa por mejorar el servicio y las experiencias turísticas.  

La herramienta tiene múltiples opciones de uso. Los hoteles de Barceló la están utilizando para anticiparse a los destinos que estarán de moda. En función de los comentarios, las menciones y los perfiles, pueden prever con antelación las variaciones en los flujos turísticos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad