Valls secunda a Colau: el Mobile World Capital tiene un fin "social"

stop

El director general de la fundación del congreso de los móviles, a una semana del gran evento, muestra su sintonía con la línea marcada por el nuevo equipo de Gobierno municipal

Aleix Valls, director general de la fundación Mobile World Capital Barcelona / MWCB

Barcelona, 15 de febrero de 2016 (22:00 CET)

Aleix Valls apenas lleva en el cargo dos meses. Aterrizó en diciembre como director general de la fundación Mobile World Capital Barcelona, pocas semanas antes del pistoletazo de salida del congreso de los móviles. A siete días del comienzo del evento, Valls muestra su "preocupación, como todos", por las huelgas que amenazan la movilidad de los más de 95.000 asistentes que acudirán desde el próximo lunes 22 a Fira Barcelona.

Este matemático e ingeniero de formación, que antes pasó por otros cargos dentro de la fundación, atiende a Economía Digital tras un acto en el que ha compartido estrado con Ada Colau y Jordi Baiget, nuevo conseller d'Empresa, representantes de dos de los patronos públicos de la entidad (los otros son el Ministerio de Industria y la propia Fira).

"El Mobile, un proyecto prioritario"

La alcaldesa Colau, que es además presidenta de la fundación, encargó a Valls nada más llegar un informe –cuyos resultados se harán públicos este jueves-- sobre la brecha digital en la ciudad de Barcelona.

Una petición que marcaba las "prioridades distintas" de un ejecutivo municipal con el que Valls asegura haberse entendido "muy bien" hasta ahora. "Hemos pasado por varios cambios de Gobierno en todas las instituciones. Y todos entienden que el Mobile World Capital es un proyecto prioritario", explica.

Transformación digital

A partir del citado informe ("un diagnóstico del que, si procede, se hará un plan de actuación que nos prestamos a liderar", apunta), Valls se esfuerza en mostrar su sintonía con la línea marcada por Colau, que en varias ocasiones ha insistido en que la capitalidad del móvil tiene que revertir positivamente sobre Barcelona durante todo el año, más allá de los cuatro días de congreso.

"La fundación no es un elemento de desarrollo tecnológico, es una reflexión en el proceso de transformación digital de la sociedad. No sólo hablamos del emprendedor, también del tejido productivo, las administraciones y la capacitación de las siguientes generaciones. En sí mismos ya somos un objeto social", asegura.

Proyectos de valor añadido

Para Valls, la extensión del contrato con GSMA, que une a Barcelona con el Mobile World Congress hasta 2023, abre un periodo de reflexión, que incluye una "mirada más ambiciosa" sobre las actuaciones a seguir, siempre a partir de los proyectos desde los que, según Valls, la fundación "ha sido capaz de capturar valor" en estos años. 

Como por ejemplo el encuentro de emprendedores Four Years From Now (4YFN), que se celebrará la próxima semana coincidiendo con el MWC, y que espera atraer a 500 inversores internacionales.  

A día de hoy, la actividad de la fundación también incluye iniciativas como el fondo de capital riesgo mVenturesBcn, proyectos como mSchools (que trata de integrar las nuevas tecnologías en los diferentes niveles educativos) o acciones en torno a la ciudad conectada (mLiving) y su efecto en el día a día de las personas. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad