BBVA estima que la economía española cayó en 2020 un 11%

Este dato mejora las previsiones de octubre, cuando la estimación era de un descenso del 11,5%

Vista de una terraza en la Plaza Mayor de Astorga (León), este miércoles. EFE/ J.Casares

Vista de una terraza en la Plaza Mayor de Astorga (León), este miércoles. EFE/ J.Casares

La pandemia de coronavirus ha provocado que la economía española cerrara 2020 con grandes desplomes. Y, a falta de conocer los datos oficiales, las previsiones del servicio de estudios del BBVA indican que el desplome es del 11%, a pesar del ligero crecimiento que experimentado en el cuatro trimestre, que lo sitúa entre un 0,1% y un 0,2%.

El informe Situación España presentado este jueves por los responsables del BBVA Research, y recogido por Efe, mejora la previsión de caída del PIB para 2020 realizada en octubre. Entonces la estimación era de un descenso del 11,5%, mientras que para 2021 la empeora medio punto y sitúa el crecimiento en el 5,5% (teniendo en cuenta el impacto de los fondos europeos).

Y, por primera vez, BBVA Research señala una recuperación del PIB del 7 % para 2022. El responsable de Análisis Económico del BBVA Research, Rafael Doménech, ha apuntado que 2021 y 2022 son años de recuperación económica, pero destaca que ello dependerá del proceso de vacunación contra la Covid-19. Por ello, ha incidido en que la política “más efectiva es acelerar al máximo la campaña de vacunación y hacerla masiva para alcanzar cuanto antes la inmunidad de grupo”.

“La política más efectiva es acelerar al máximo la campaña de vacunación

Rafael Doménech, responsable de Análisis Económico del BBVA Research


Según Doménech, es posible que los efectos de la tercera ola del coronavirus sean menos negativos que en la primavera de 2020. “Las empresas se han hecho más resilentes a la pandemia y las restricciones a la movilidad son menos intensas que en otros países europeos”, ha justificado, por lo que el comportamiento de la economía en el cuarto trimestre y el primero de 2021 habrían sido más favorable.

El alza del PIB tercer trimestre compensa la caída del cuarto

Un cliente se toma un café en la terraza de un bar este jueves en Valladolid. /EFE

También el economista Jefe de BBVA Research, Jorge Sicilia, ha subrayado que el alza del 16,4% del PIB en el tercer trimestre del año en la economía española habría compensado un mayor deterioro de la economía en el cuarto trimestre.

No obstante, Sicilia ha destacado que así como en el cuarto trimestre se habría registrado un ligero crecimiento en tasa intertrimestral, en el primer trimestre de 2021 se prevé un crecimiento nulo, del 0 %, derivado de la evolución de la pandemia en los últimos meses.

“Si hay un efecto de mayores restricciones en Europa y que se prolongue, el impacto también será negativo en la economía española”, ha incidido Sicilia, que indica que el “panorama sombrío de la pandemia” está más cerca de su finalización en la Unión Europea que en EEUU y también alude a la importancia de acelerar el suministro de las vacunas

Hasta el 2º trimestre de 2022 no se alcanzará el nivel de diciembre de 2019


“Habría que utilizar todos los recursos disponibles”, reitera Doménech, tras destacar también la necesidad de hacer un uso eficiente de los recursos provenientes de los fondos europeos que contribuirían 1 punto al PIB estimado para 2021 y cerca del 2 % al de 2022.

El economista jefe de España y Portugal, Miguel Cardoso, considera que será en el segundo semestre de 2022 cuando la actividad económica recupere el nivel de diciembre de 2019, aunque esta recuperación será heterogénea ya que habrá sectores que tardarán más en reactivarse.

En cuanto al empleo, Cardoso indica que la transición de los trabajadores en ERTE hacia sus puestos de trabajo será lenta y el empleo crecerá sobre el 2 % en 2021 y en el entorno del 4,8 % en 2022. En este sentido, Doménech precisa que la extensión de estas ayudas deben producirse hasta que sea necesario, pero teniendo en cuenta criterios “más selectivos” y “más confinados donde existen los problemas

Asimismo, urge a la necesidad de un plan de consolidación fiscal que se pueda ir ejecutando en el medio plazo para ir reduciendo el déficit público consecuencia de las medidas de apoyo a empresas, familias y trabajadores.