Bruselas no admite retrasos en la reforma laboral: “Hay que llegar”

El comisario europeo de Empleo y Derechos Sociales, Nicholas Schmit no valora “la hipótesis de un retraso” y asevera que el Gobierno de España es “absolutamente consciente de la situación”

Bruselas no admite retrasos en la reforma laboral: “Hay que llegar”. EFE/Kiko Huesca

El plazo para aprobar la reforma laboral se acerca y las negociaciones permanecen atascadas con la patronal. El Gobierno de Pedro Sánchez prometió a la Unión Europea que la sacaría adelante antes del 31 de diciembre. Y para Bruselas no hay opción de retrasos: “Todo el mundo sabe que ahora mismo hay que llegar lo mas rápido posible. El mensaje esta muy claro”.

Estas son las palabras que ha dirigido este viernes el comisario europeo de Empleo y Derechos Sociales, Nicholas Schmit, en una entrevista en RNE tanto al Ejecutivo como a los agentes sociales. “No valoro la hipótesis de un retraso -ha aseverado- el Gobierno de España es absolutamente consciente de la situación y creo que va a hacer todos los fuerzas para terminar estas negociaciones y la preparación de las reformas en los plazos previstos”. 

En cualquier caso, el tono ha sido positivo. Schmit ha destacado que los objetivos de la Comisión Europea y el equipo de Sánchez son “compartidos”. “Si se alcanzan  y no tengo ninguna razón para decir que no se vayan a alcanzar, evidentemente los compromisos financieros se cumplirán. Por lo tanto creo que estamos absolutamente en un proceso favorable a este respecto”, ha señalado.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, y la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en el Congreso. EFE

De hecho, fuentes oficiales de Bruselas confirmaron a Economía Digital que la Comisión Europea “está satisfecha con el enfoque de España de involucrar a los agentes sociales y buscar el más amplio consenso en el paquete de reformas incluidas en su Plan nacional de Recuperación y Resiliencia”. Y, por lo tanto, descartan las sanciones en caso de que CEOE se quede fuera de las reformas.

Europa pone el foco en la temporalidad

El comisario de Empleo y Derechos Sociales ha recordado cuál es la principal lacra del mercado laboral español: la temporalidad. Y en especial la de los jóvenes, que tienen “contratos temporales con los que se dan situaciones de relativa precariedad”.

“Si las dos terceras parte de los jóvenes que tienen un contrato laboral precario eso, a priori, no es lo que esperamos para la juventud”

“Si las dos terceras parte de los jóvenes que tienen un contrato laboral precario eso, a priori, no es lo que esperamos para la juventud”, ha afirmado. En este sentido, Schmit ha apuntado que la visión es compartida tanto con el Gobierno como con los los sindicatos y la patronal, por lo que espera que encuentren “soluciones adecuadas”. 

“Este es el deseo de la comisión para reformar el mercado laboral y es la responsabilidad de España y el gobierno al igual que de los agentes sociales”, ha concluido.

La patronal exige mayor flexibilidad para las empresas

Las declaraciones de Schmit llegan tan solo un día después de que tanto Cepyme como CEOE cargaran contra el Gobierno de Sánchez por su “postura extrema” en las negociaciones y le pidieran una mayor flexibilidad para las empresas.

“Eliminar la flexibilidad que ha servido para mejorar el empleo en España no tiene sentido, no podemos quitar la flexibilidad para meter rigidez, intervenir más en las decisiones empresariales. No es el camino”, aseveró el presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva, en un desayuno organizado por Nueva Economía Forum.

Por su parte, el líder de la CEOE, Antonio Garamendi, aseguró que su organismo trabajará en la línea que pide Europa en cuanto a temporalidad y gente joven, pero no en aquello que suponga suprimir el marco laboral vigente desde 2012. Por ello, en un acto en Estocolmo, insistió en marcar distancias con la promesa del Gobierno: “No tenemos ninguna obligación con respecto a ese acuerdo. Con una ley no se crean empleos”.

Noelia Tabanera