Caixabank va más allá del ERE: prejubila en comunidades específicas

Ofrece prejubilaciones voluntarias a partir de los 58 años en las provincias de Barcelona y Teruel

CaixaBank ha dado un paso más en su plan de reestructuración de empleo y oficinas y, a pesar de haber cerrado un ERE que ha supuesto la salida de más de 2.000 personas a este año, está ampliando su oferta para impulsar las bajas incentivadas. En este sentido, de acuerdo con EFE, el banco que lidera Gonzalo Gortázar habría comenzado a negociar con los sindicatos bajas voluntarias para empleados a partir de 58 años o más en las provincias de Barcelona o Teruel.

Estas dos provincias fueron las dos únicas que quedaron fuera del ERE pactado en mayo del año pasado para un total de 2.023 empleados, y ahora la entidad prevé aplicar en ellas un plan de salidas similar al impulsado en años anteriores, aunque no se han dado a conocer las condiciones económicas que se ofrecerán.

La entidad estima que el número de empleados que pueden cumplir los requisitos marcados es de 376 personas, aunque da por supuesto que el número final de adheridos será menor, ya que todo dependerá del presupuesto disponible y de si los interesados “aceptan las condiciones ofrecidas”, apuntan desde la entidad financiera.

Caixabank acelera el plan de cierres y de reestructuración de oficinas

El banco está acelerando su plan de reestructuración de red en un escenario de bajos tipos de interés, y como una medida para reducir sus costes. En junio, adelantó 18 meses la puesta en marcha de sus oficinas Store y, posteriormente, adelanto un año su objetivo de cierres de centros en su plan estratégico. En un principio el banco había descartado llevar adelante nuevas medidas de reducción de plantilla dentro de su hoja de ruta actual, que finaliza en 2021.

En otoño comunicó que al cierre de este año habría logrado alcanzar las 3.640 oficinas en diciembre de 2020, un año antes de lo esperado. Era el segundo movimiento que anunciaba el banco en este sentido, ya que durante la presentación de resultados semestrales, Gortázar, consejero delegado de la entidad, ya adelantó a junio de 2020 el compromiso de contar con más de 600 oficinas Store, tal como publicó Economía Digital.

De acuerdo con Caixabank, estos ajustes se han podido llevar a cabo gracias al ERE del año pasado, que generará un ahorro de costes bruto anual de 200 millones. Este ajuste le llevó a revisar a la baja sus objetivo de crecimiento de gastos; desde el 3 al 5% para 2019.

Respecto a la red rural, que el banco se comprometió a mantenerla, Caixabank, no obstante, está trabajando en mejorar su rentabilidad. En este sentido, habría reducido entre diciembre de 2018 y agosto de 2019 el número de empleados medio en cada uno de estos centros desde 2,8 a 2,4.

Caixabank presentará sus resultados el próximo 31 de enero.