El BCE blinda (sin querer) las posiciones cortas en el IBEX

La decisión del BCE hace muy difícil que la CNMV prohíba las posiciones cortas para proteger a las cotizadas de la crisis del coronavirus

El 11 de agosto de 2011, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) emitió un comunicado prohibiendo “de forma cautelar, con efectos inmediatos y con carácter transitorio la realización por cualquier persona física o jurídica de operaciones sobre valores o instrumentos financieros que supongan la constitución o incremento de posiciones cortas sobre acciones del sector financiero”.

Lo hizo por la extrema volatilidad que atravesaban en esa fecha los mercados de valores europeos, especialmente las cotizaciones de acciones de entidades financieras, y en aras de asegurar el mantenimiento de la estabilidad financiera.

Las posiciones cortas son, han sido y serán objeto de las mayores críticas por parte de los inversores minoristas, los particulares. Las consideran “armas de destrucción masiva manejadas por especuladores sin escrúpulos” utilizando la terminología empleada en el blog de una entidad financiera.

Aunque la operativa es algo más compleja, se trata de la compra de un activo (acciones) que el comprador no posee y que toma prestado temporalmente a cambio de una compensación económica, apostando a que su valor de mercado bajará, momento en que comprará realmente los títulos para devolverlos a su propietario llevándose como beneficio la diferencia de precio.

La CNMV suspendió en 2011 las posiciones cortas en España; ahora lo tiene muy difícil

Han transcurrido desde entonces ocho años y medio y hay voces que reclaman a los reguladores nacionales y europeos medidas contundentes para contener la sangría que está provocando la crisis del coronavirus en las bolsas mundiales.  El IBEX se ha dejado en lo que va de año el 32,55% y algunos valores financieros como Banco Sabadell o Bankia, un 56,21% y un 48,31%, respectivamente. Pero las cosas no van por esa dirección.  La decisión, el jueves, del BCE de dotar al sistema financiero de más liquidez cierra la puerta a medidas más coercitivas.

Sólo una acción concertada entre los principales países europeos podría dar resultado, como sucedió en 2011, cuando la medida de la CNMV se vio respaldada por las autoridades regulatorias de Francia, Italia y Bélgica. Los mercados no lo entenderían. “Sería mandar un mensaje de debilidad que acabaría por asustar a los inversores”, dice Joaquín Robles, analistas de XTB, que asegura “que los mercados se basan en la confianza y una decisión de prohibir parte de la operativa diaria iría en sentido contrario”.

No parece que la crisis del coronavirus sea suficiente para tomar en consideración medidas excepcionales, bien de carácter doméstico o paneuropeo. Con apenas una hora de mercado, el jueves, todos los valores del IBEX 35 acumulaban perdidas en relación con las cifras de comienzo de año. Hace una semana, cinco de ellos mantenían el privilegio de estar en números verdes.

La realidad es que, en lo que transcurrido de año, el principal selectivo español se ha dejado en el camino más de 198.000 millones de capitalización bursátil y el mercado continuo, más de 264.000 millones. Aproximadamente, un tercera parte de la cifra con la que cerraron 2019. 

Las posiciones cortas en las cotizadas españolas

En la actualidad y de acuerdo con los datos actualizados de la CNMV, una treintena de firmas de inversión han tomado posiciones cortas en 22 empresas cotizadas: 13 del IBEX y otras 9 del mercado continuo.

En 2011, la cuarentena a las posiciones cortas fue por quince días y afectó a los 16 valores bancarios y parabancarios (seguros) que cotizaban en Bolsa. Fue prorrogado una y otra vez hasta que en septiembre de ese mismo año se acordó que fuera sine die. El levantamiento de estas restricciones se hizo con efectos del 16 de febrero de 2012.

En esa ocasión, la CNMV argumentó, entre otros razonamientos la aprobación de nuevas subastas de liquidez a largo plazo adoptadas por el Banco Central Europeo, las ya históricas TLTRO (targeted long-term refinancing operations, por sus siglas en inglés), que no son más que una barra  libre de liquidez que se concede a tres o cuatro años, bajo la exigencias de que los bancos la trasladen a la economía real.

En julio de 2012, apenas cinco meses después, la CNMV prohibió las posiciones cortas para todos los valores “por la extrema volatilidad de los mercados europeos y por los ataques especulativos a la deuda soberana”. La restricción duró hasta el 23 de octubre. En esas fechas, el bono español a diez años tenía que ofrecer una rentabilidad del 7,5% (hoy paga el 0,44%) para atraer a compradores y la prima de riesgo, el diferencial con el bono alemán, el de referencia, se situaba en 640 puntos básicos (122 puntos).

Los fondos que apuestan contra el IBEX

Las firmas más presentes en la bolsa español son Bridgewater Associates, el “hedge fund” más importante del mundo, Citadel, Europe, Voleon Capital, AQR Capital Management o Marshall Wace. Bridgewater está presente en Santander (0,7% del capital), BBVA (0,7%), Amadeus (0,7%) y Telefónica (0,6%). Con sede en Connecticut (EE UU), Bridgewater maneja 200.000 millones de dólares en inversiones con apenas 1.500 empleados.

Citadel tiene presencia accionarial en Pharma Mar, Sacyr, Banco Sabadell o Mediaset; Voleon Capital, en Más Móvil, Ence y Técnicas Reunidas; AQR Capital Management, en Cellnex y Ferrovial y Marshall Wace, en Acerinox y ACS. Ence es la sociedad más “deseada” para las posiciones cortas. Un 5% de su capital está en manos de cinco firmas de inversión (JP Morgan Asset Managemen UK, World Quant, Connors, Clark & Lunn, AHL Partners y Voleon).Le siguen Indra (2,82%), Mediaset (2,06%), Pharma Mar (1,84%), Sacyr (1,52%) y ACS (1,40%), con los datos de la CNMV de este mes de marzo.

La última vez que la CNMV tomó cartas en el asunto de las posiciones cortas fue en junio de 2017, cuando las acciones de Liberbank fueron sometidas a una persecución por los “hedge fund” hasta hacerlas perder el 50% de su valor en apenas diez sesiones. Las restricciones del regulador de mercado hicieron subir las acciones un 41,18% en una sola jornada.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.