El Gobierno y la banca acuerdan las ayudas a hipotecados

El Gobierno aprobará este martes el paquete de medidas para aliviar la carga hipotecaria en el Consejo de Ministros

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño. EFE/ Javier Lizon

Tras meses de negociación y un extenso estira y afloja de la banca y el Gobierno para sacar adelante las ayudas a hipotecados para familias vulnerables o en riesgo de vulnerabilidad por la subida del euríbor, este lunes por la noche llegaron a un acuerdo, según informó el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

La negociación entre el departamento que dirige Nadia Calviño con los bancos (a través de sus patronales, AEB y CECA) y el Banco de España continúa abierta con el objetivo de que entren en vigor el próximo 1 de enero de 2023. No obstante, está previsto que el paquete de medidas para aliviar la carga hipotecaria a más de un millón de hogares se apruebe este martes en la reunión del Consejo de Ministros.

En concreto, el paquete de medidas se actuará en tres vías: se mejora el tratamiento de las familias vulnerables, se abre un nuevo marco de actuación temporal para familias en riesgo de vulnerabilidad y se adoptan mejoras para facilitar la amortización anticipada de los créditos y la conversión de las hipotecas a tipo fijo.

Ampliación a la clase media

El Ejecutivo amplía y «refuerza el alivio» para los hogares vulnerables cubiertos por el Código de Buenas Prácticas de 2012 y, por otra parte, propone un nuevo Código para aliviar a las familias de clase media. En concreto, se podrán beneficiar de estas medidas los hogares con una renta inferior a 29.400 euros anuales e hipotecas suscritas hasta el 31 de diciembre de 2022 que tengan una carga hipotecaria superior al 30% de su renta y que haya subido, al menos, un 20%.

La vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño. EFE/ Borja Sánchez Trillo

Asimismo, las entidades financieras deberán ofrecer a todos los hipotecados de clase media la posibilidad de congelación durante 12 meses de la cuota, un tipo de interés menor sobre el principal aplazado y un alargamiento del plazo del préstamo de hasta 7 años.

Con el objetivo de ampliar el ámbito de actuación, los hogares con rentas inferiores a 25.200 euros al año que dediquen más del 50% de los ingresos mensuales al pago de la hipoteca, aunque no vean incrementada en un 50% el esfuerzo hipotecario, podrán acogerse al Código con una carencia de 2 años, un tipo de interés menor durante la carencia y un alargamiento del plazo de hasta 7 años.

Medidas adicionales

Economía también ha comunicado que reducirán aún más los gastos y comisiones para facilitar el cambio de tipo variable a fijo -algo que han hecho muchas familias tras la subida del euríbor- y se eliminarán durante todo 2023 las comisiones por amortización anticipada y cambio de hipoteca de tipo variable a fijo.

Vivienda. Imagen: Pixabay.

Adhesión voluntaria y de obligado cumplimiento una vez suscritos

Los dos Códigos de Buenas Prácticas serán de adhesión voluntaria por parte de las entidades financieras -que podrán hacerlo de forma inmediata- y de obligado cumplimiento una vez suscritos. En caso de transmisión del crédito a un tercero, las entidades bancarias deberán garantizar la protección de este catálogo de medidas en caso de transmisión del crédito a un tercero

Avatar