Ofensiva de Calviño contra la banca con las ayudas a hipotecados y el defensor del cliente financiero 

La vicepresidenta lleva al Consejo de Ministros este martes dos nuevas medidas que la banca española deberá adoptar

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño.

Nadia Calviño se comprometió a sacar adelante antes de que acabara el año las ayudas a hipotecados y la nueva autoridad de protección del cliente financiero. Se trata de dos medidas muy criticadas por el sector bancario pero que finalmente, la vicepresidenta del Gobierno llevará este martes al Consejo de Ministros para su aprobación definitiva. 

La ofensiva no acaba aquí, de hecho, el plato fuerte llegará con el impuesto a la banca (y a las energéticas) que el Ejecutivo prevé aprobar este mismo jueves en el Congreso, en el marco de los Presupuestos Generales del Estado, si bien, se quiere aplicar ya desde 2023.

Las ayudas para hipotecados llegan al Consejo de Ministros casi in extremis, pues Economía ha estado negociado con los bancos (a través de sus patronales, AEB y CECA) de manera intensa durante el fin de semana y hasta la última hora del lunes. El objetivo del Gobierno era que estuvieran aprobadas cuanto antes para que también entren en vigor el 1 de enero de 2023. 

Las medidas irán destinadas principalmente a los que tienen una hipoteca variable, cuyo precio se ha encarecido en más de 200 euros en los últimos meses tras la subida del Euribor, que ha pasado de cotizar en negativo en enero a superar el 2,6% en octubre. No se descarta que dichas medidas lleguen en forma de decreto, lo que obligará a todos los bancos a cumplirla.

Desde Moncloa explican que la prioridad era ampliar el ámbito y reforzar el actual código de buenas prácticas para las familias más vulnerables, dada la situación actual; Adoptar un nuevo código de buenas prácticas para deudores de clase media en riesgo de vulnerabilidad por el súbito incremento del Euribor. Y facilitar la amortización anticipada y el cambio de préstamos de tipo variable a fijo. 

Pese a llegar a acuerdo, el sector financiero ha advertido intensamente que el Gobierno estaba siendo alarmista con el efecto que la subida de tipos podría tener en las familias. “La subida de tipos hasta poco más del 2% es una broma”, comentaba Javier Rodríguez Pellitero, secretario general de la Asociación Española de Banca (AEB) recientemente.  

“Esperemos que el Gobierno sea capaz de conceptualizar bien que esta subida de tipos, aunque corta en el tiempo, no es desmesurada», añadía el de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), Santos González. Reconocen que el encarecimiento de las cuotas puede afectar a una parte de la población pero creen que se está informando de ello “de manera apocalíptica” porque un mercado hipotecario con tipos al 2%, 3% o 4% es sano.  

Defensor del cliente financiero: multas hasta 2 M

El defensor del cliente financiero, que reunirá en una misma figura todas las reclamaciones inferiores a 20.000 euros que reciben actualmente el Banco de España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores y la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, cuando hayan sido rechazadas por la banca, aseguradoras o entidades de crédito, tampoco ha sido de agrado para las entidades. Pero también irá este martes al Consejo.

La banca creen que la penalización de 250 euros que se les va a cobrar a los bancos por cada reclamación admitida, puede incentivar a los clientes a poner quejas “porque sí” y las patronales aseguran que España es el único país que está creando una autoridad para ello y esto solo trae inseguridad jurídica. 

Tanto AEB como CECA defienden el modelo “twin peaks”, donde los grandes supervisores resuelven las incidencias y no una autoridad pública independiente. En opinión de las patronales, está postura está más alineada con Europa.  

Sin embargo, el Gobierno ya ha decidido seguir adelante con esta figura e impondrá sanciones de entre 500.000 y 2 millones de euros a las entidades si desobedecen a la Autoridad, que ya ha recibido el visto bueno lo de la CNMV y Consejo de Estado para salir adelante. 

Calviño coge velocidad de crucero

La vicepresidenta del Gobierno aseguró a mitad de año que, a partir de septiembre, todas las leyes y medidas que estaban en curso cogerían velocidad de crucero. En lo que al sector financiero se refiere, Economía ya consiguió sacar adelante otras medidas, como el protocolo de la banca con 10 medidas para mejorar la atención de las personas mayores y vulnerables que firmaron en febrero.

El polémico movimiento ‘Soy mayor, no idiota’ promovido por Carlos San Juan, llevó a Nadia Calviño a pedir con urgencia a los bancos que firmaran dicho protocolo. Asimismo, el Gobierno también aprobó el pasado mes de junio la nueva Ley del Mercado de Valores, que llevaba en proceso de reforma desde mayo de 2021 y tiene como finalidad aumentar la protección del inversor.

El pasado mes de octubre, Economía también llegaba a un acuerdo con la banca para que no abandonaran poblaciones en riesgo de exclusión financiera (como ha ocurrido con el cierre de oficinas) y ofrecer servicios presenciales mediante sucursal, cajero automático, oficinas móviles o agentes financieros, en municipios sin acceso.