España supera los 20 millones de ocupados por primera vez en 13 años

El paro bajó en 127.100 personas en el tercer trimestre por la campaña turística de verano y la relajación de restricciones, que impulsaron la creación de 359.300 empleos

Un camarero recoge sillas de una terraza. EFE/NACHO GALLEGO

La campaña turística de verano y la reanudación de la actividad por el fin de las restricciones unidas al avance de la vacunación impulsaron el mercado de trabajo con una bajada del paro de 127.100 personas en el tercer trimestre del año y la generación de 359.300 puestos de trabajo, hasta superar los 20 millones de ocupados por primera vez en casi 13 años.

En concreto, el paro descendió en 127.100 personas entre julio y septiembre, un 3,6% menos que el trimestre anterior y marcando su mayor caída en ese periodo desde el año 2018, cuando el paro se redujo en 164.100 personas. La cifra de parados se sitúa en 3.416.700 personas, lo que supone una tasa de desempleo del 14,57%, siete décimas menos y el nivel más bajo desde el primer trimestre de 2020 (14,41%), recuperando niveles preCovid.

A su vez, la ocupación superó por primera vez desde el cuarto trimestre del año 2008 la barrera de los 20 millones de afiliados (20.031.000 ocupados) gracias a una creación de 359.300 empleos durante el verano, un 1,8% más trimestral. Además, se trata de la mayor creación de empleos desde el verano del año pasado, cuando el fin del confinamiento propició la creación de 569.600 nuevos empleos.

Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre, publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), reflejan por tanto un nuevo alivio en las cifras del mercado laboral español al haberse registrado un notable descenso en la cifra de parados y un aumento en la creación de nuevos puestos de trabajo al albur de la campaña turística de verano y el fin de las restricciones.

Desde el Ministerio de Asuntos Económicos, destacan que se ha producido en todos los indicadores, siendo además “integral” al extenderse a prácticamente todos los sectores y comunidades. El secretario de Estado de Economía, Gonzalo García Andrés, según recoge Europa Press, ha subrayado que la recuperación del mercado laboral registrada “no tiene precedentes”.

156.700 empleos más que en 2019 pero 306.200 parados más

De esta forma, el empleo ha crecido en 854.100 personas (+4,45%) en los 12 últimos meses, al compararse con el tercer trimestre de 2020, afectado de pleno por las restricciones de la pandemia, y respecto al tercer trimestre de 2019 hay ya incluso 156.700 ocupados más.

La creación de más de 800.000 puestos de trabajo en el último año se ha producido tras el desplome registrado en la ocupación en la primera fase de la pandemia, cuando se decretó el confinamiento con el consecuente parón de la actividad, que llevó la ocupación a mínimos al caer en 1.074.000 personas la ocupación entre abril y junio de 2020.

Además, en el último año el paro ha descendido en 306.200 personas (-8,23%). Sin embargo, respecto al tercer trimestre de 2019 sigue habiendo 202.300 parados más, de forma que aún queda camino hasta recuperar las cifras prepandémicas.

La población activa sube en 232.200 personas pero hay más de 900.000 “inactivos”

Pese a la caída del paro en 127.100 personas en el tercer trimestre, el dato es notablemente al de la creación de empleo debido a que la población activa, es decir, en búsqueda y con disponibilidad de trabajar, se incrementó en 232.200 personas.

Así, la población activa alcanzó los 23,44 millones, y se sitúa en el 59,14%, con un aumento de 547.900 millones respecto al tercer trimestre de 2020.. Este repunte evidencia las mayores expectativas de encontrar un empleo de parte de la población desanimada.

En todo caso, como consecuencia de la pandemia sigue siendo elevado el número de inactivos disponibles para trabajar que no buscan empleo. A partir del tercer trimestre de 2020, con la posibilidad real de buscarlo, una parte de quienes antes estaban en ese grupo en el trimestre anterior contribuyeron al incremento del paro o pasaron directamente a la ocupación.

En el primer trimestre de 2021 la primera de esas magnitudes volvió a aumentar, disminuyendo de nuevo en el segundo trimestre de 2021. Así pues, este trimestre hay todavía 902.400 personas que no han podido buscar empleo a pesar de estar disponibles para trabajar.

Con ello no han cumplido todas las condiciones que la definición de la OIT exige para ser clasificados como parados. Esta cifra supone un descenso de 11.500 personas respecto del trimestre anterior, pero 137.400 más que los observados en el tercer trimestre de 2019, previo a la pandemia.

Las horas trabajadas siguen al alza

Los datos de la EPA también ofrecen información sobre las horas trabajadas, uno de los mejores indicadores para hacer una aproximación al empleo y muestran que se elevaron un 5,06% a nivel interanual, aunque si se compara con el mismo periodo de 2019 siguen un 2,53% por debajo de entonces.

En estos datos han influido de forma directa los ERTE, ya que el ajuste de las horas de trabajo se ha realizado por la vía de estos mecanismos de protección de empleo, lo que ha propiciado una recuperación de la ocupación hasta superar los 20 millones al evitarse la destrucción de puestos de trabajo.

La EPA revela también que los ocupados que no han trabajado en la semana de referencia este trimestre ascienden a 3.810.400, lo que supone 2.312.00 que en el trimestre anterior, evidenciando el marcado carácter temporal del empleo durante el periodo estival.

Temporalidad y máximo histórico de empleo público

La recuperación laboral evidenciada por la EPA incluye, sin embargo, datos que constatan la continuidad de uno de los problemas que adolece el mercado laboral española: la elevada tasa de temporalidad. Y es que los asalariados aumentaron este trimestre en 409.100. Los que tienen contrato indefinido lo hicieron en 145.000y los de contrato temporal en 264.200. En variación anual, el número de asalariados crece en 808.500 (el empleo indefinido en 300.700 personas y el temporal en 507.800).

En este sentido, el empleo a tiempo completo se incrementa este trimestre en 497.600 personas y el empleo a tiempo parcial baja en 138.300, con lo que el porcentaje de personas ocupadas que trabaja a tiempo parcial baja hasta el 13.46%, un punto menos. En los 12 últimos meses el empleo a tiempo completo crece en 811.800 personas y el empleo a tiempo parcial en 42.300. De su lado, el número de trabajadores por cuenta propia (autónomos) disminuyó en 49.600 este trimestre pero sube en 38.700 en los 12 últimos meses.

Además, aunque a diferencia de lo sucedido en los últimos trimestres el empleo privado ha crecido por encima del público como consecuencia del impulso de la campaña de verano en el sector privado, sobre todo en el sector servicios, el empleo público fijó nuevo máximo.

En concreto, el empleo público aumentó en 44.500 personas entre julio y septiembre, con un nuevo máximo en la serie al registrar 3.484.000 ocupados, en tanto que el privado creció en 314.800 personas y superó los 16,54 millones (en la pandemia había perdido la barrera de 16 millones). Así, el empleo del sector privado presenta una variación anual del 4,46% y el empleo público del 4,4%. En los 12 últimos meses la ocupación ha aumentado en 707.200 personas en el sector privado y en 146.900 en el público.

Cae el paro juvenil y sube entre los mayores de 55

Por sexo, el número de hombres en paro se redujo en 32.000 este trimestre, situándose en 1.607.500. Entre las mujeres el desempleo disminuyó en mayor medida, en 95.100, hasta 1.809.200, si bien la tasa de paro femenina (16,36%) sigue siendo superior a la masculina (12,97%).

En el verano se observaron descensos del paro entre el colectivo de 25 a 54 años (-119.500), también entre los menores de 25 años (73.100), pero se elevó de nuevo entre los de 55 y más años (+65.500). Destaca que la cifra total de jóvenes en situación de desempleo se sitúa en 524.100 al finalizar septiembre, lo que supone una tasa de paro del 31,15%, la más baja desde el cuarto trimestre de 2019.

El número de parados en el último año disminuye en todos los grupos, salvo en el de 55 y más años, donde aumenta en 118.200 personas, y el mayor descenso se da otra vez entre los trabajadores de 25 a 54 años (326.100 parados menos). La tasa de paro de la población española es del 13,47%, mientras que la de la población extranjera es del 21,74%.

El sector servicios copa el empleo, que baja en agricultura y construcción

Respecto a los sectores, sobresalió en la recuperación laboral el relativo a los servicios, que copó el protagonismo por la campaña estival, si bien la ocupación creció en todos los sectores. En los servicios hay 377.200 ocupados más, en la industria 63.000, mientras que en la agricultura hay 49.600 ocupados menos y en la construcción 31.200.

A pesar de ello, el desempleo solo disminuyó en la industria (18.800 parados), mientras que subió en servicios (42.100), en parte por la temporalidad de los puestos creados, así como en agricultura (28.700) y en construcción (20.600).

Eso sí, a nivel interanual el desempleo ha disminuido en todos los sectores: Servicios (475.100 parados menos), industria (67.200), construcción (16.500) y en agricultura (13.400).

Las islas lideran la creación de empleo por el verano

La mejora se constató también a nivel territorial, puesto que todas las comunidades autónomas aumentaron la ocupación este trimestre, salvo Andalucía (-7.200) y La Rioja (-2.100). Los mayores incrementos se dan en Cataluña (62.300 más), Canarias (50.000) e Islas Baleares (+47.900), en los tres casos beneficiadas por el turismo estival.

En términos relativos, las comunidades con mayor aumento trimestral del empleo son Islas Baleares (+8,5%), Canarias (+6%) y Cantabria (+5,6%). Más allá de la bajada de creación de empleo en Andalucía y La Rioja, el menor aumento se dio en la Comunidad de Madrid (+0,17%). No obstante, en el último año, en el que todas las regiones elevaron su ocupación, los mayores incrementos se dan en Andalucía (162.300ocupados más), Cataluña (155.500) y Comunidad de Madrid (124.000).

Respecto al paro, las mayores bajadas trimestrales del paro se dan en Cataluña (-51.900), Baleares (-28.400) y Castilla y León (-27.600), y los mayores incrementos en Andalucía (41.100), Murcia (13.800) y Canarias (4.000).

En términos anuales, las mayores reducciones del número de parados se producen en Cataluña (–79.900), Comunidad de Madrid (-38.600) y Castilla y León (-27.100), frente a los mayores aumentos del último año ede Navarra (3.300 parados más), Canarias (2.100) y La Rioja (1.700).

1,12 millones de hogares con todos sus miembros en paro

Por último, uno de los indicadores más dramáticos de la EPA, el de los hogares que tienen a todos sus miembros activos en paro, disminuyó este trimestre en 35.800, hasta un total de 1.122.100. De ellos, 314.700 son unipersonales.

Por su parte, el número de hogares en los que todos sus miembros activos están ocupados aumenta en 197.300 y se sitúa en 10.798.900. De ellos, 2.153.100son unipersonales.

En comparativa anual, el número de hogares con al menos un activo en los que todos los activos están en paro ha bajado en 50.700 y el de los que tienen a todos sus activos ocupados ha crecido en 468.100.