Los fabricantes detectan chips falsos en el mercado en plena crisis de suministros

Los desarrolladores de productos electrónicos están recurriendo a canales de suministro no convencionales para intentar satisfacer la demanda de semiconductores

Un hombre sostiene un microchip en el stand de Digiwell en la feria de informática y tecnología CeBIT en Hannover. EFE

Los fabricantes de productos electrónicos están recurriendo a canales de suministro no convencionales para intentar satisfacer su demanda de chips en mitad de la crisis global, lo que hace que muchos adquieran imitaciones, elementos de mala calidad o reutilizados.

Nikkei recoge la historia de Junichi Fujioka, CEO de Jenesis, que ha experimentado este fenómeno de primera mano.

El directivo hizo un pedido a través de un sitio administrado por Alibaba dada la imposibilidad de recurrir a sus fuentes habituales, pero, cuando llegaron los microcontroladores, no funcionaban.

La misma fuente explica que un experto examinó los chips y descubrió que sus especificaciones eran totalmente distintas a las que había solicitado la compañía.

Jenesis, que ya había pagado el pedido, intentó, en vano, ponerse en contacto con el proveedor.

Esta y otras historias sirven de advertencia para los fabricantes que se sientan tentados de adquirir «chips en distribución», el término con el que se conoce a los elementos vendidos por fuentes distintas a las autorizadas.

Expertos de la industria advierten que estos no suelen contar con garantía y ni siquiera está claro dónde o en qué condiciones se han almacenado, lo que facilita que se incluyan productos sospechosos.

De hecho, hay algunos pedidos que contienen microprocesadores sacados de equipos electrónicos desechados y que hacen pasar como nuevos o que no cumplieron los estándares de calidad y deberían haber sido destruidos.

Además, también existen casos donde se falsifica el nombre del fabricante o el número de serie.

Los chips falsos provocan la aparición de un nuevo negocio

El mismo medio señala que la prevalencia de semiconductores falsos ha impulsado nuevos tipos de negocio, como en el caso de Oki Engineering, que ofrece servicios de verificación para ayudar a los fabricantes a eliminar los defectuosos.

La inspección incluye derretir los paquetes o carcasas exteriores para examinar los logotipos de los fabricantes, así como observar patrones en las propiedades físicas.

La compañía, que comenzó a ofrecer sus servicios en junio, recibió alrededor de 150 peticiones de análisis en apenas un par de meses, la mayoría provenientes de fabricantes de maquinaria industrial y equipos médicos.

Después de examinar unos 70 casos, los inspectores encontraron problemas en cerca del 30% de ellos.

Europa impulsará la Ley de Semiconductores para garantizar el suministro de chips./ EFE

A pesar de que la falta de este elemento es suficiente para evitar que se pueda completar y enviar un producto, según advierten los expertos, es necesario tener cuidado porque, una vez que se ha introducido uno falso, ya «es demasiado tarde».

La aparición de esta corriente de falsificaciones en el mercado ha sido posible debido a la desesperación de muchos fabricantes por encontrar componentes en mitad de la crisis global de semiconductores, producida por el aumento de las ventas en portátiles, vehículos eléctricos o la aparición de tecnología 5G, entre otros factores.

Taiwan Semiconductor Manufacturing, el principal fabricante del mundo de este producto, pronostica que la escasez de chips continuará hasta alrededor de 2023.

Noticia original: Business Insider

Autora: Sandra Viñas