El Gobierno aplaza los peajes en las autovías: no se incluirán en la Ley de Movilidad Sostenible

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha confirmado que la nueva Ley de Movilidad Sostenible se aprobará el 1 de marzo pero no incluirá medidas sobre los peajes y fuentes del Ministerio de Transportes confirman que no se prevé nada a "corto plazo"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en la sesión de control celebrada por el pleno del Senado, este martes en Madrid. EFE/ Kiko Huesca

El Gobierno aprobará el próximo 1 de marzo el anteproyecto de ley de Movilidad Sostenible, pero no dispondrá ni concretará la adopción de medida alguna vinculada con la entrada en vigor de los peajes previstos para las autovías y comprometidos con Bruselas en el marco del Plan de Recuperación.

Así lo ha confirmado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en el Pleno del Senado en respuesta a una pregunta del portavoz del PP en la Cámara Alta, Javier Maroto, sobre la inclusión de los peajes en la nueva ley de Movilidad Sostenible y su posible aplazamiento con motivo del elecciones autonómicas en Castilla y León del pasado domingo.

Fuentes del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana confirman a Economía Digital que «no se presentará nada en el corto plazo» porque el planteamiento sobre los futuros peajes no está definido aún, si bien «no tardará» y se trabaja para poder tener un primer documento en las «próximas semanas». «Está en una fase muy inicial, se está empezando a trabajar en esa propuesta», explican desde el departamento de Raquel Sánchez.

El presidente del Gobierno se ha limitado a señalar que la futura Ley de Movilidad Sostenible hará «avanzar a España con un nuevo de modelo de transporte» y movilidad vinculado con la sostenibilidad, la digitalización, la cohesión social y territorial, pero no ha concretado nada al respecto del diseño y la posible entrada en vigor del nuevo modelo de peajes en autovías. «En la Ley de Movilidad Sostenible no se plantea adopción alguna, ni entrad en vigor ni ningún peaje», ha aclarado.

Propuesta antes de julio y nuevos peajes en 2024 como tarde

De cualquier forma, el Gobierno prometió a Bruselas en el marco del Plan de Recuperación tener listo el nuevo sistema de peajes en todas las autovías del país antes del 30 de junio de 2022, con el fin de comenzar a aplicarlo en el ejercicio 2024.

El Gobierno argumenta la necesidad de la tarificación por uso ante la existencia de na red estatal que supera los 26.466 kilómetros de extensión, de los que unos 12.000 son de carreteras de alta capacidad, la más extensa de Europa, con unos costes de conservación crecientes y la imposibilidad de que sean asumidos de manera directa por los recursos presupuestarios.

Entre las opciones que estaría barajando el Gobierno figura una tarifa fija para un periodo determinado de tiempo mediante un peaje basado en una viñeta, un pegatina similar a la de la ITV o el distintivo medioambiental que se colocaría en la luna de los coches para demostrar que se ha pagado por el uso de cierta carretera. Este sistema se usa ya en países como Austria, Suiza o República Checa, aunque también se analiza el modelo portugués de pago por kilometraje.

El PP acusa a Sánchez : «esconde compromisos de subir impuestos e imponer peajes»

Por su parte, el portavoz del Grupo Popular en el Senado, Javier Maroto, ha acusado a Sánchez y al Gobierno de haber «escondido» sus compromisos con Bruselas para subir impuestos y para la imposición de peajes en las carreteras, que constituye un «nuevo impuesto al volante», por lo que ha censurado el «juego de trileros» al aplazar la medida para después de la campaña de las elecciones en Castilla y León.

En este sentido, ha criticado que la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, prometió de «forma muy clara» en Bruselas la imposición de peajes, por lo que le ha pedido que explique «igual de claro» los supuestos negocios de su marido en la gestión de los fondos europeos, algo que a posteriori Calviño ha tildado de «enémisa mentira» en respuesta a otra pregunta de otra senadora del PP.

Las críticas han recibido la respuesta de Pedro Sánchez, quien ha reprochado a los ‘populares’ su costumbre de «bajar impuestos en la oposición y subirlos en el Gobierno», al recordar que en los años 2012 y 2018 los exministros de Fomento del PP Íñigo de la Serna y Ana Pastor plantearon una recaudación de 2.700 millones al año por el cobro de peajes.

A renglón seguido, ha cargado contra la postura de oposición «absolutamente negacionista» del PP, que «niega su propio pasado y no tiene ningún tipo de credibilidad para liderar la oposición», recordando su voto en contra de la formación ‘popular’ a la reforma laboral «pactada con los empresarios», la revalorización de pensiones, la ley de Formación Profesional consensuada con agentes sociales y comunidad educativa, la Ley de Eutanasia o la nueva Ley Educativa.

Sánchez y Maroto se han enzarzado con motivo de los resultados electorales en Castilla y León y la posible formación del Gobierno en la región con la abstención del PSOE. «Si quiere pedir la abstención al PSOE explique a los ciudadanos por qué la quiere y que la ultraderecha es un peligro para la democracia», le ha espetado Sánchez, pidiendo a Maroto que pongan un «cordón sanitario» a Vox y rompan sus pactos con la formación de Santiago Abascal si quiere «entenderse» el PP con el PSOE. Con todo, ha avisado de que cualquier cuestionamiento que pudiera realizar el nuevo gobierno regional sobre las mujeres, el colectivo LGTBI o que suponga un retroceso en derechos y libertades «contará con la respuesta contundente y firme del Gobierno de España dentro de la legalidad».