| Entrevista a Juan Bravo, consejero de Hacienda de Andalucía

“Es complicado hacerlo peor que el Gobierno con los fondos europeos”

El consejero de Hacienda de Andalucía, Juan Bravo, advierte del "freno económico" que supondrá la prórroga presupuestaria en la región y atribuye la ruptura de negociaciones del PSOE a indicaciones de "más arriba"

El consejero de Hacienda y Financiación Europea de Andalucía, Juan Bravo.

La preocupación regional por la implementación de los fondos europeos va in crescendo. Juan Bravo (Palma de Mallorca, 1974), consejero de Hacienda y Financiación Europea de la Junta de Andalucía y conocedor de cerca de la importancia de la llegada de los fondos europeos para la recuperación económica, alerta sobre la falta de ejecución de los recursos por parte del Gobierno de Pedro Sánchez. Avisa del perjuicio de esta dudosa ejecución, y del freno a la economía que supondrá la prórroga presupuestaria en Andalucía tras el rechazo de Vox y del PSOE a aprobar los Presupuestos para 2022, lo que provocará un adelanto de las elecciones andaluzas que, a “nivel técnico”, vería más favorable que se produjera en el mes de junio.

Pregunta.- La no aprobación de los presupuestos de Andalucía para 2022 ha evidenciado la negativa de Vox, ¿por qué ha tumbado los presupuestos en Andalucía?

Respuesta.- Vox ha planteado que la legislatura estaba agotada y había que convocar elecciones. Nosotros reconocemos que llegar hasta este momento ha sido gracias al PP, Ciudadanos y Vox, porque ha permitido unos primeros presupuestos, rebajar impuestos y un escenario que ha convertido a Andalucía en una de las locomotoras de la recuperación. Ellos argumentan la falta de cumplimiento de los acuerdos, pero del total de 101 puntos, más del 90% están cumplidos o en ejecución; es más que suficiente para no frenar el desarrollo económico de la comunidad. Con la Comunidad de Madrid han firmado 13 puntos, con nosotros serían 34 de media al año. Nos hubiera gustado tener más comprensión y capacidad de Vox de ver los resultados (…), ellos entienden que no es el momento y su prioridad es convocar elecciones. El presidente Juanma Moreno considera que nos votaron para cuatro años y hay que agotar la legislatura.

P.- ¿Cómo queda la alianza de PP y Cs después de este episodio (prórroga presupuestaria?

R.- Hubo filtraciones en un primer momento dado que enturbiaron las negociaciones, que podría ser para que en un momento dado el PSOE no apoyara los presupuestos. Pero en el funcionamiento interno del Gobierno no ha afectado, a los dos o tres meses de constituirse nadie preguntaba si eran dos partes, todo el mundo entendió que hay un presidente, un vicepresidente y consejeros andaluces, con la colaboración de Vox en muchas medidas y en algunos casos con el apoyo de Unidas Podemos y PSOE.

P.- ¿Y el PSOE ha tenido en algún momento voluntad de acuerdo?

R.- De un primer documento que el PSOE hizo de 65 puntos, 35 ya estaban incorporados, y de un segundo documento, de 10 propuestas 5 o 6 se podrían aceptar incluso por Vox. Nos hemos reunido cinco veces y la filtración ha sido su respuesta. Nosotros enviamos un correo el 16 de septiembre y otro el 22 de noviembre y no contestaron ni para decir que no venían. A uno le entran dudas de si hay derivadas que han delimitado la capacidad de decidir cuando si de un documento de 67 medidas 45 están en los presupuestos y pides incrementar la sanidad pero las cuentas contenían 440 millones. No han tenido voluntad de sacar adelante el presupuesto, no han querido o no han podido a pesar de que en su documento ellos mismos avisan de que una eventual prórroga presupuestaria dificultaría el desarrollo de nuevos proyectos y puede bloquear los que no hayan tenido consignaciones presupuestarias.

En el PSOE no han tenido voluntad de sacar adelante el presupuesto, prefiero pensar que les han obligado desde arriba a decir que no

P.- ¿Considera por tanto que ha habido injerencias de la cúpula del PSOE o de Moncloa?

R.- Nos reunimos en septiembre, octubre y noviembre y avanzamos muchos puntos soportando presiones que nos daban por la derecha y por la izquierda. En el proceso final de repente desapareces y no contestas a los correos, la única explicación es que alguien te dice que se acabó, que hasta aquí has llegado y que no puedes seguir negociando. Es una decisión política que han tomado, nos habrían engañado, prefiero pensar que les han obligado desde arriba a decir que no.

P.- La prórroga presupuestaria aboca a un escenario de elecciones en Andalucía, ¿cuándo tendrán que acudir a las urnas los andaluces?

R.- Juanma Moreno tiene claro que quiere agotar la legislatura, es un objetivo que marcó hace meses y que comparte con el vicepresidente (Juanma Marín), son mayores las diferencias con Vox desde la gestión de la Consejería de Hacienda y desde un punto de vista de gestión económico-financiera, si nos vamos a octubre o noviembre no tendríamos presupuestos hasta marzo o abril y es mucho tiempo, por lo que desde el análisis técnico del día a día junio sería mejor que octubre. Hacerlo en junio es un adelanto técnico, serían tres o cuatro meses que todo el mundo lo entendería por la gestión administrativa si se decide hacerlo en esa fecha.

Celebrar las elecciones andaluzas en junio sería mejor que en octubre a nivel técnico por la gestión administrativa y los presupuestos

P.- ¿Qué implicaciones tiene la prórroga presupuestaria, sobre todo ante la llegada de los fondos europeos?

R.- Es un freno de mano al desarrollo económico y supone estar mes a mes retocando los presupuestos, en vez de centrarse en lo importante: ejecutar los 5.899 millones de fondos europeos. Aunque tiene dificultad de gestión administrativa y burocrática, el Gobierno de España solo ha ejecutado 104 millones según un informe de la AIReF de más de 20.000 millones presupuestados. El reto no es menor.

P.- ¿A qué achaca usted la lenta ejecución de los fondos europeos en España?

R.- El despliegue de los fondos es difícil, pero también es complicado hacerlo peor que el Gobierno. Cuando poner la ideología por delante en vez de la gestión te encuentras con proyectos como los seleccionados. No ha habido cogobernanza, en la mayoría de CCAA no hemos podido participar, nos imponen la convocatoria y los plazos de apertura y cierre, dejan muy poco margen en la decisión final. Se habló de hacer un régimen de control con aplicaciones informáticas y desde agosto que nos convocaron seguimos sin ese control pese a que ha terminado noviembre. Sánchez se ha encontrado con 70.000 millones (de fondos europeos de reconstrucción) en la mesa y ha pasado un año prácticamente en blanco. Un director general de la Unión Europea ha situado a España como el peor país en la gestión de los fondos y dijo que le sorprendía que España no sea capaz de hacer dos cosas a la vez. 

P.- ¿Qué tipo de proyectos son cuestionables entre los que han detectado?

R.- Medidas como un millón de euros para los autores literarios para internacionalizar su formación o la educación de 0 a 3 años solo para la pública, algo que no dice Bruselas e impone su ideología, cuando en Andalucía el 20% de plazas en la pública y concertada están libres por la caída de la natalidad, por lo que si se crean más plazas se van a cerrar otros centros y habrá edificios vacíos, como un nuevo Plan E. Del total de escuelas de 0 a 3 años en Andalucía 2.100, de las que 140 son de la Junta, casi 400 de los ayuntamientos y tras 37 años de gobierno socialista el 75% son de la privada y concertada. Están poniendo en riesgo 15.000 trabajadores y a 2.000 empresarios. La ideología no debe ser por encima de todo.