La fusión de Caixabank y Bankia desata una guerra sindical con vistas al ERE

CCOO, UGT y SECB-FINE lanzan campañas para captar nuevos afiliados coincidiendo con la fusión entre Caixabank y Bankia

Una fusión bancaria tiene muchas batallas. Una de ellas es sindical. La contienda en Caixabank y Bankia, pese a que la unión todavía no se ha cerrado –está pendiente de la junta de accionistas de ambas entidades–, ya ha empezado. Y es que el pastel es de 51.500 empleados y se avecina un expediente de regulación de empleo, un momento en el que la afiliación sindical suele incrementarse y ganar valor.

Los tres principales sindicatos de Caixabank y Bankia, CCOO, SECB-FINE y UGT, han iniciado una campaña para captar afiliados aprovechando la absorción del banco madrileño por parte del catalán. En un lapso de dos días, coincidiendo con el consejo de administración de las entidades para aprobar la fusión, las tres centrales lanzaron comunicados llamando a la afiliación y ofreciéndose como la mejor opción ante lo que viene.

CCOO es el sindicato con más delegados en ambas entidades: 308 en Caixabank y 141 en Bankia. El 18 de septiembre, pocas horas después del anuncio de aprobación de la fusión por parte de los consejos de administración, sus delegados emitieron un comunicado para los empleados de ambos bancos en el que informaban de la fusión y ponían en valor su fuerza como primer sindicato de cara a la negociación que se avecina, que será “dura y complicada”.

“La ley otorga a los sindicatos capacidad de negociación para regular cómo se realizará la fusión en el ámbito laboral, es decir, cómo afectará al empleo y a las condiciones laborales de la plantilla. Evidentemente, no todas las organizaciones sindicales tienen la misma capacidad de influencia en las negociaciones que están por venir, es una simple cuestión de aritmética”, dice el comunicado, que acompaña un cuadro con el número de delegados de cada central.

“La negociación se avecina dura y complicada. CCOO tiene una amplísima experiencia demostrada en este tipo de procesos”, sigue el comunicado, que incluye los objetivos de mantenimiento del empleo y de las condiciones y termina agradeciendo la confianza a sus afiliados y haciendo un llamamiento a ser más: “No dudes que cuánto más fuertes seamos, mejor resultado obtendremos”.

El sindicato independiente de Caixabank y Bankia mueve ficha

El Sindicato de Empleados de Caixabank (SECB) es el segundo en la entidad y su secretaria general, Begoña Peiró, dio la bienvenida a la plantilla de Bankia el mismo día de los consejos de administración, el 17 de septiembre. Lo hizo recordando que cuentan con 16.000 afiliados y que son el mayor sindicato independiente, lo que, según su opinión, le da más fuerza para negociar el ERE.

“SECB es un sindicato independiente que actúa sin la injerencia de ninguna fuerza política y de interés. Esta independencia es la clave de cualquier negociación fuerte y transparente. Nuestro único interés se basa en la defensa de los derechos de la plantilla de Caixabank, sea cual sea su entidad de procedencia”, asegura Peiró, aunque la mayor declaración de intenciones es esta frase: “En 44 años de historia del SECB, jamás hemos firmado un ERE forzoso, cosa que no pueden decir los sindicatos de clase como CCOO y UGT”.

SECB está afiliado a nivel nacional a FINE, al que también lo está ASIP, uno de los sindicatos minoritarios en Bankia. Pese a ello, gracias a la fuerza del primero en Caixabank, juntos son la segunda fuerza sindical con la fusión con más de 300 delegados y un 25% de la representación.

Los tres principales sindicatos de Caixabank tratan de lograr afiliados a las puertas del ERE tras la fusión con Bankia

UGT es el tercero en discordia –segundo en Bankia pero tercero en Caixabank y en la suma de ambas entidades– y la secretaria general de la central en el banco catalán, Cati Llibre, quiso también tener un mensaje para sus afiliados y los empleados de la entidad. Lo hizo también el 18 de septiembre, aunque con un video.

En menos de dos minutos, Llibre llama a la tranquilidad de sus afiliados pero deja claro que vienen tiempos convulsos: “En esos momentos revueltos, todos tenemos mucha preocupación por nuestra vida laboral”. También subraya que se opondrán a medidas forzosas y que UGT es la mejor opción: “Afrontamos este proceso con toda la fuerza que nos da un gran sindicato como es UGT”.

El ERE y los sindicatos

Esta batalla tiene un sentido sobre todo económico. La afiliación de trabajadores es la primera fuente de ingresos de los sindicatos, por encima de las subvenciones. Por ello buscan tanto retener a los suyos poniendo en valor lo que hacen como atraer a nuevos empleados a sus filas.

Además del hecho de que Caixabank y Bankia sumen una plantilla de 51.500 personas, lo que da a los sindicatos oportunidades de crecer, los procesos de fusiones y recortes son un buen momento para conseguir afiliados. Tener el carnet de un sindicato facilita el acceso a información y asesoramiento ante un ERE, lo que les sirve para conseguir nuevos afiliados.