El INE reduce al 17,8% la contracción del PIB en el segundo trimestre

El dato adelantado por el Instituto Nacional de Estadística, publicado el 31 de julio, apuntaba a una caída del 18,5%

El INE ha revisado a mejor el fuerte golpe vivido por la economía española entre el 1 de abril y el 30 de junio. El dato final arroja una contracción frente al primer trimestre del 17,8%, frente al 18,5% del dato adelantado el pasado 31 de julio. La diferencia también se traslada a la tasa interanual, que reduce su descenso al 21,5% desde el 22,1%. 

Este cambio, llega después de que numerosas instituciones hayan revisado a peor sus previsiones para la economía española en los últimos días, dejando obsoletas las del gobierno español. En primavera, el Ejecutivo predijo una caída del 9,2% del PIB este año, mientras que las revisiones más recientes amplían el golpe hasta el 11,98% de media. Es decir, 2,78 puntos porcentuales por debajo.

La previsión más benévola es la del Banco de España en su escenario más suave –ahora trabaja sobre dos-, que augura una contracción del 10,5% en 2020, con un déficit que alcanzará el 10,8%. La institución que gobierna Pablo Hernández de Cos condiciona la balanza hacia un lado o el otro a cómo se cierre el tercer trimestre.

Para que la economía española despida el año con un contracción inferior al 11%, sería necesarío que el crecimiento del PIB intertrimestral entre el segundo trimestre y periodo comprendido entre el 1 de julio y el 30 de septiembre alcanzara el 16,6%. Si rebota menos -entorno a un 13%-, la caída este año se ampliaría hasta el 12,6%.

El Gobierno tendrá que elaborar sus estimaciones sin resolver esa incógnita, ya que el INE todavía no habrá publicado el dato de PIB adelantado a mediados de octubre, ya que no se conocerá hasta el último día del próximo mes.

Un golpe de hasta el 13%

En el vértice opuesto del Banco de España se sitúa Funcas, que acaba de revisar hasta el -13% su pronóstico para el PIB español este año, ajustando 3,2 puntos porcentuales a la baja su anterior proyección.

“La revisión se debe a la multiplicación de infecciones diagnosticadas, y su efecto disuasorio sobre la llegada de turistas extranjeros. Se estima que se perderán 25.000 millones en ingresos en concepto de turismo con respecto a la anterior previsión para el conjunto del año. Además, los rebrotes han tenido un impacto negativo sobre la confianza de las empresas y de los consumidores, ante el miedo a un nuevo confinamiento”, explican.

Estos economistas contemplan en sus previsiones que los ERTE se van a prorrogar más allá del 30 de septiembre, pero adelantan que el ritmo de reactivación de trabajadores dentro de estos expedientes se va a moderar durante el cuarto trimestre.

“Si se suman a los desempleados los trabajadores en situación de ERTE, cuyo ritmo de reincorporación al empleo va a ser mucho más lento en el cuarto trimestre (al final del año aún podrían permanecer en dicha situación unos 300.000), la tasa de desempleo en el cuarto trimestre se situaría en torno al 21%”, avanzan. Sin tener en cuenta estos expedientes, Funcas espera que el paro, en términos EPA (Encuesta de Población Activa), alcance este ejercicio el 17%.

En cuanto a Moody’s, que es la segunda firma con una previsión individual más negativa (véase gráfico), culpa de esimación tanto al peso de la hostelería, como al tamaño del sector empresarial. “La exposición de España a sectores de servicios como el turismo y la hostelería, que se ven fuertemente afectados por la pandemia, así como la prevalencia de pequeñas y medianas empresas, son factores clave detrás de esta previsión”, explica.

“Desde el levantamiento de las restricciones a fines de mayo, los indicadores de alta frecuencia apuntan a un repunte de la actividad, pero la recuperación sigue siendo desigual y el riesgo de nuevas restricciones a la movilidad permanecerá hasta que se encuentre un tratamiento eficaz contra el virus”,avanza.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.