Los autónomos denuncian que el 40% de las ayudas del Gobierno nunca llegarán

Reclaman que con las cantidades sobrantes que no se adjudiquen se cree un nuevo fondo de ayudas destinado a los autónomos que no han podido beneficiarse de las ayudas del Gobierno

Un trabajador de un bar, uno de los sectores que más restricciones ha sufrido a causa de la pandemia./ EFE

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) ha alertado este martes que unos 2.800 millones de euros de los 7.000 millones de ayudas que el Gobierno había aprobado para mitigar la crisis económica del sector en concepto de ayudas directas a empresas y autónomos se quedarán sin repartir, aproximadamente un 40% del total de las ayudas.

Según ha protestado la organización a través de un comunicado, el mayor problema está en que muchos de los empresarios y autónomos no cumplirán las “exigentes condiciones” necesarias para poder solicitar las ayudas, por lo que perderán la oportunidad de recibir las ayudas para “recuperar la economía de miles de actividades que han tenido que capear en solitario la crisis económica durante los últimos catorce meses“.

El presidente de la UPTA, Eduardo Abad, ha denunciado que “es una discriminación injustificada que aquellos que han reinvertido sus ahorros en salvar su negocio, no puedan acogerse a esta ayuda. Miles de ellos se han gastado hasta el último euro”.

En esta línea, la organización ha pedido crear, con las ayudas que no se asignen, un nuevo fondo que vaya dirigido a aquellos autónomos que no han podido acceder en primera instancia a las ayudas del Gobierno pero que sí han invertido su patrimonio personal para no caer en la quiebra y poder pagar a proveedores y empleados.

“Sería incomprensible que en caso de que se cumpliesen las previsiones que hemos realizado, no se pusiesen los fondos económicos sobrantes a disposición de estos autónomos“, exclaman.

El Gobierno aprobó el pasado 12 de marzo un paquete de ayudas con un valor de 11.000 millones de euros destinado a pymes y autónomos cuyos negocios o empleos han sufrido pérdidas por la Covid-19, que contemplaba una línea de 7.000 millones de euros específica de ayudas directas a pymes y autónomos destinada al pago de gastos fijos y deudas con proveedores y otros acreedores, una línea cuyos importes serán gestionados por las CC.AA.

Estas ayudas no son reembolsables y estarán destinadas únicamente al pago de deudas con acreedores, proveedores y gastos fijos desde marzo de 2020, lo que implica que aquellas entidades, empresas y autónomos que estén al día con sus pagos no podrían acceder a las ayudas.

Además, podrán acceder a ellas las empresas cuyos ingresos hayan caído un 30% respecto al pasado 2019 siempre que pertenezcan al conjunto de sectores más afectados por las restricciones derivadas de la pandemia.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.