¿Mercado libre o regulado?: qué es mejor para pagar la factura de la luz

Descubre las ventajas e inconvenientes que presenta cada mercado del sector eléctrico a la hora de contratar la luz

Mejor tarifa de luz por horas para contratar. EFE/ Javier Belver

EFE/ Javier Belver

Conocer la diferencia entre el mercado libre y el mercado regulado, y las ventajas que cada uno puede aportar a los consumidores, puede ser muy útil a la hora de contratar una tarifa de luz. Cerca de 11 millones de usuarios en España están acogidos a la tarifa regulada, que además sirve de referencia para los otros 17 millones que contratan su suministro en el mercado libre. Pero, ¿en qué se diferencian?

Mercado regulado y mercado libre

Lo que determina que una tarifa pertenezca al mercado libre o el regulado es quien marca el precio de coste de la electricidad. Mientras que en el mercado libre, cada compañía puede poner el precio que quiera a sus tarifas, en el mercado regulado o tarifas con precio voluntario para el pequeño consumidor (PVPC), el precio viene dado por la subasta del mercado mayorista de cada día, y por tanto, por la ley de la oferta y la demanda del mercado eléctrico.

En relación con el número de compañías que forman parte de uno o otro mercado también existe una gran diferencia. A pesar de que en el mercado libre existen más de cien comercializadoras, en el mercado regulado ofrecen su servicio ocho empresas.

Además, la tarifa del mercado regulado solo está disponible para suministros con una potencia menor a 10kW, que corresponde a tarifas dirigidas a hogares. Por tanto, también estos clientes son los únicos que pueden solicitar y beneficiarse del bono social de luz.

¿Cuál es más económico?

Las tarifas no son más económicas por pertenecer a un mercado o otro. Sin embargo, según las características de cada mercado al usuario le puede interesar acogerse más a las tarifas de uno de ellos.

El precio del kWh cambia cada día y cada hora, lo que supone una ventaja y a la vez un inconveniente. Así pues, la electricidad es más cara cuando hay más demanda energética, como el verano y el invierno, con el uso de la calefacción y aires acondicionados.

También es más cara, en los momentos en los que la economía se ve afectada, como la pandemia o guerra entre Ucrania y Rusia, ya que repercuten en el mercado mayorista, y por ende, en las tarifas del mercado regulado.

Las tarifas del mercado libre tienen precios más estables, ya que disponen de libertad para fijarlos y también tienen la posibilidad de ofrecer un gran número de tarifas.

Avatar