Las pymes españolas estallan contra Yolanda Díaz por su «mensaje demagógico y falso»

El presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva, carga contra la vicepresidenta segunda Yolanda Díaz por negar un problema de vacantes y achacarlas a que los bajos salarios

El presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME), Gerardo Cuerva. EFE/Raquel Manzanares

Intenso enfado de las pymes españolas con la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz. El presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme), Gerardo Cuerva, ha cargado este martes contra la también ministra de Trabajo por sus declaraciones «irresponsables» y «triviales» el «grave problema» de las vacantes en España con un «mensaje demagógico y falso» al asegurar que se debe en buena medida a los bajos salarios de las empresas.

En estos duros términos se ha expresado Cueva durante su discurso de clausura de la Asamblea General de Cepyme, celebrada en Madrid, después de que Yolanda Díaz y su secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, hayan negado un problema estructural de vacantes en España, apuntando a los bajos salarios y las duras condiciones que ofrecen algunas empresas en zonas turísticas como la causa de esos puestos sin cubrir.

Ante un auditorio lleno de empresarios con motivo de la Asamblea General celebrada en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, Cuerva ha trasladado su preocupación porque el Gobierno siga «sin afrontar las reformas estructurales» que permitan corregir las «debilidades» de España.

«Lamentablemente tengo que decir que la actualidad más inmediata no me invita a pensar que desde el gobierno se quieran afrontar esas reformas», ha lamentado Cuerva, quien ha criticado las declaraciones de Díaz «trivializando una vez más un grave problema para España como es el déficit de trabajadores para cubrir centenares de miles de empleos».

En este sentido, ha trasladado a los empresarios que han asistido al acto que sectores como la hostelería no consiguen cubrir alrededor de 100.000 puestos de trabajo y en la construcción temen que en los próximos años no puedan cubrir cerca de 700.000 empleos, al tiempo que los sectores muy cualificados y con elevados salarios y los menos cualificados y salarios inferiores «apuntan todos en la misma dirección».

«Mensaje demagógico y falso»: las empresas no pagan poco

«Nosotros hemos detectado el problema, lo hemos analizado y hemos propuesto posibles líneas de actuación sobre el mismo; es alarmante que en el lado del Gobierno se despache con unas declaraciones irresponsables«, ha censurado.

Sin querer entrar en el «señuelo» de la vicepresidenta, Cuerva ha aprovechado para negar que el problema de las vacantes en España sea un problema de salarios como sostienen en el Ministerio de Trabajo. Al hilo ha puesto como ejemplo el caso del parador de Málaga, propiedad del Estado, en el que no se logran los trabajadores que se necesitan.

Antonio Garamendi, Pedro Sánchez, Gerardo Cuerva y Yolanda Díaz en la entrega de los VIII Premios Cepyme.

Así las cosas, ha manifestado su hartazgo al prever que no se adopten medidas para solventar el problema. «Liquidar un problema de esa magnitud, con el mensaje demagógico y falso, de que pagamos poco… me hace concluir que, en este, como en otros asuntos, el Gobierno no piensa hacer nada«, ha lamentado.

«La mayoría de pymes están en una situación extremadamente complicada»

Más allá del enfado por la postura de Díaz ante las vacantes en España, Cuerva ha comenzado su discurso lanzando la voz de alarma porque «la gran mayoría de pequeñas y medianas empresas españolas siguen estando en una situación extremadamente complicada» por sus circunstancias de sobreendeudamiento, morosidad, caída de la facturación, incremento de los costes, presión fiscal o riesgo de viabilidad.

Y aún más, ha dicho que la situación es complicada «excepcionalmente» en comparación con el resto de empresas europeas debido a que «la letal mezcla de unas obvias debilidades estructurales de la economía nacional y de unas decisiones gubernamentales poco acertadas, ha llevado a que las empresas españolas sufran más que las del entorno todas esas crisis encadenadas».

Al respecto, ha aludido a las palabras del director general de Economía y Estadística del Banco de España, Ángel Gavilán, quien afirmó que de entre las grandes economías del euro la española era la que «peor ha hecho las cosas». A renglón seguido ha criticado que desde el Ejecutivo se quiera transmitir un «cierto triunfalismo» bajo datos reales pero parciales.

Según Cuerva, la valentía de las empresas es la que, en todo caso, está permitiendo que, pese a su situación, se cree empleo privado, si bien ha lamentado que las «buenas» cifras del paro no tengan su correlato en las cuentas de resultados de las pymes. «Ni todo ha pasado… ni por supuesto en nuestra mochila cabe más: más costes, más regulación, más burocracia», ha advertido.

Marca la hoja de ruta: fondos, SMI, energía…

En su intervención el presidente de Cepyme ha aprovechado para marcar la hoja de ruta de los próximos meses en las que ha establecido la importancia de detectar si los fondos europeos llegan al as empresas y todos los rincones de España, analizar y expandir el impacto de la reforma laboral y la subida del SMI, e informar si las medidas en el ámbito energético contribuyen a disminuir la presión sobre las empresas.

También ha animado a los miembros de Cepyme a estar «muy atentos» de si el Gobierno finalmente eleva la presión fiscal y las cotizaciones frente a la no sostenibilidad del sistema de pensiones.

«Nuestro país, sus pymes, no están hoy en un escenario que permita el menor de los triunfalismos; si decirlo nos hace incómodos, seamos incómodos», ha sentenciado, para ayudar a los empresarios que levantan su persiana y «encienden la luz de la esperanza de España pese a los elevados impuestos, el precio de la energía, el incremento de costes de la reforma laboral o del SMI.