Sánchez otorgó a Cataluña más dinero del que le correspondía en los Fondos Covid

La AIReF estima que se le han otorgado siete décimas más sobre el PIB de las necesarias

Cataluña fue la comunidad autónoma que más se benefició por las ayudas del coronavirus que destinó el Gobierno a fondo perdido, según indica la AIReF en el Informe sobre las líneas fundamentales de los presupuestos de las comunidades autónomas.

Tal y como contó Economía Digital, Cataluña fue la región que más dinero recibió de la tercera y la cuarta partida de los fondos Covid que creó el Gobierno. En total, de los 16.000 millones que repartió a los gobiernos regionales, la Generalitat percibió un total de 3.100 millones de euros, siendo la segunda CCAA que más ingresó en este concepto.

Pero la AIReF considera, a tenor de las cifras presentadas, que Cataluña recibió más dinero del que necesitaba. La autoridad fiscal entiende que recibió siete décimas de más sobre el PIB catalán. La Generalitat percibió un 1,5% ajustado al PIB de las arcas del Estado, mientras que la distribución bajo la población ajustada, a la región le correspondía un 0,9%. 

Diferentes casos

De hecho, el ente autonómico esperaba una cantidad estimada inferior, de alrededor un 1,1% ajustado al PIB, a pesar de que Quim Torra asegurara que le tendría que haber correspondido el 25% del total.

La Comunidad de Madrid, a ojos de la autoridad fiscal, también salió ganando en el reparto de la cantidad destinada por el Gobierno. En concreto, la AIReF estima que el Estado recibió un 0,2% ajustado al PIB superior al necesitado.

Llama la atención el caso del País Vasco. La comunidad autónoma del norte recibió un importe menor al que hubiera necesitado para mejorar su salud financiera en plena pandemia. En concreto, la AIReF estima que debió recibir un 0,9% ajustado al PIB mientras que el Estado le concedió un 0,8%, una décima menos.

Niveles de deuda disparados

Por otra parte, la autoridad independiente también explica que bajo un escenario de corrección anual del déficit de 0,25 puntos de PIB a partir del 2023 y para cada comunidad y hasta alcanzar el equilibrio presupuestario, se estima que regresar al nivel de deuda del 23,7% del PIB registrado a finales del año 2019 requerirá al menos una década. 

En contraste con los escenarios proyectados por la AIReF previos a la crisis donde el nivel del 13% del PIB se alcanzaba en torno al año 2035, no se proyecta alcanzar dicho límite antes del año 2049, aun manteniendo el equilibrio presupuestario del conjunto del subsector.

Inversión en Educación y Sanidad

En dicho informe, en el apartado de gastos, la AIReF prevé que crezcan, en su conjunto, un 2%, sin incluir el impacto del PRTR. Atendiendo a los supuestos sobre evolución de la pandemia en su escenario central, la AIReF ha estimado que los gastos en sanidad asociados a la Covid-19 serían aproximadamente el 60% de los incurridos en 2020 en la medida que la pandemia remitiría a mediados de 2021. 

Sin embargo, se estima que los gastos en educación asociados a la pandemia serían aproximadamente el doble en 2021, puesto que se mantendrían las medidas durante todo el curso. Por último, la AIReF incorpora el crecimiento de los gastos de personal de acuerdo con las especificaciones de la normativa básica recogida en el proyecto de PGE, entre otros elementos, y asume un crecimiento inercial del resto del gasto no asociado a la pandemia mayor que el estimado para 2020.