Patrocinado por

BBVA sube las comisiones de 100 a 160 euros este mes de junio

Los clientes y accionistas critican que el banco tome la decisión de incrementar la vinculación en momentos tan crudos como la pandemia

BBVA vuelve a subir comisiones este mes de junio, y es la segunda vez que lo hace en solo unos meses. En noviembre de 2020 empezó a cobrar 100 euros a los clientes menos vinculados, ahora, estos mismos pagarán 160 euros al año.

La entidad que preside Carlos Torres avisó a sus clientes el pasado 8 de abril de los nuevos requisitos para estar exentos de esta comisión, en concreto, de que el ingreso mínimo que debe recibir en su cuenta cada mes ahora será de 800 euros, frente a los 600 de antes.

En el caso de los pensionistas, o los que reciban una prestación por desempleo debe ser al menos de 300 euros. Asimismo, ahora se requerirá que el cliente tenga como mínimo cinco cargos por recibos domiciliados durante los cuatro meses anteriores a la fecha de liquidación de la cuenta.

O bien, que tengan una tarjeta de débito activa con al menos 7 movimientos en los cuatro meses anteriores a la liquidación. Además de disponer de algún producto adicional contratado en el banco. Esto son préstamos, hipotecas, seguros, productos de inversión con un importe mínimo de 5.000 euros o bien tener una tarjeta de crédito activa y gastar al menos 200 euros cada cuatro meses.

Con todo, BBVA cobrará una comisión de mantenimiento de cuenta (con liquidación trimestral, es decir, los días 15 de marzo, 15 de junio, 15 de septiembre y 15 de diciembre) de 40 euros, o lo que es lo mismo 160 euros al año.

Los clientes y accionistas (a los que también les afecta) se han quejado insistentemente durante los últimos dos meses de que el banco haya tomado la decisión de incrementar aún más el nivel de vinculación en momentos tan crudos como la pandemia, pues muchos no puedan cumplir con los nuevos requisitos.

Los accionistas deben tener 4.000 acciones en lugar de 1.000

En lo que respecta a los accionistas, las condiciones para beneficiarse del programa sin comisiones también han cambiado. Ahora el banco les dice que será necesario tener 4.000 acciones en lugar de 1.000.

Además, las 4.000 acciones deben estar depositadas en una única cuenta o referencia de valores. No computará la suma de los valores depositados en varias cuentas o referencias. Este requisito se debe cumplir en al menos 1 de los 2 meses naturales anteriores a cada revisión mensual.

Lo que más afean los clientes es que si un nuevo cliente se abre una cuenta online no tiene comisiones ni debe cumplir requisitos de vinculación, mientras que los que ya son clientes no pueden acogerse a este beneficio.

BBVA se suma así al resto de bancos españoles, que en su gran mayoría han subido las comisiones por lo menos dos veces desde 2019, una actuación que justifican con el acelerón de la digitalización y la necesidad de vincular más a sus clientes, esto es, conseguir que tengan varios productos financieros contratados con ellos.

Precisamente por ello, el sector bancario penaliza cada vez más las operaciones de caja básicas, por ejemplo, BBVA cobra una comisión de 2 euros por las retiradas de efectivo en ventanilla, pero si se hace en el cajero es gratis. Además, cobra una comisión del 0,4% por las transferencias realizadas desde una sucursal. Si son inmediatas un 0,5% y si es urgente, 15 euros.

Sin embargo, si la misma operación se lleva a cabo a través de la web o la app del móvil es totalmente gratuita. El uso creciente de los canales digitales por parte de los clientes en detrimento de las oficinas físicas ha llevado al banco a poner sobre la mesa el primer Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de su historia.

El mismo se saldará con el empleo de más de 3.000 trabajadores. Además, el banco ya ha anunciado el cierre de más de las 530 oficinas.