Caixabank cambiará el IBAN de las cuentas de Bankia el 12 de noviembre

La integración tecnológica de las dos entidades traerá los primeros cambios para los clientes en cuentas, tarjetas y canales digitales

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, en la presentación de fusión con Caixabank. EFE

Caixabank avisará a los clientes de que a partir del 12 de noviembre los clientes procedentes de Bankia contarán con un nuevo número de cuenta o IBAN. Un cambio que se producirá a raíz de la integración tecnológica de las dos entidades, que firmaron su fusión el pasado mes de marzo.

Así, ocho meses después de cerrarse la operación, los clientes de Bankia empezarán a notar los cambios más significativos en sus productos. También habrá modificaciones en las condiciones de las cuentas, tarjetas e incluso en los canales digitales, pues desaparecerá la app de Bankia.

En cuanto a los números de cuenta, el banco informa de que los clientes no se verán afectados porque es el propio Caixabank quien se encargará de hacer el cambio y redirigir de forma automática el antiguo IBAN al nuevo asignado, incluidas las transferencias o domiciliaciones.

También explica que el cliente podrá consultar el nuevo identificador que se asigne a cada una de sus cuentas a través de la banca digital CaixaBankNow o en su oficina habitual.

En cuanto a las condiciones de las cuentas, el banco catalán señala que también en noviembre, todos los clientes del programa “Por ser tú” de Bankia pasarán a serlo del programa “Día a día” de Caixabank, pensado para que los clientes vinculados no paguen comisiones.

Bajo este programa, tres de cada cuatro clientes de Caixabank estarán exentos de pagar comisiones por la operativa y servicios financieros más habituales una vez que se produzca la integración tecnológica con Bankia en noviembre, destaca el banco.

Para beneficiarse de él es necesario tener domiciliados los ingresos y tres recibos, o hacer tres pagos con tarjeta de crédito al trimestre. En total, más de 13,6 millones de clientes tendrán gratis la operativa más usual con el banco, añaden.

En concreto, Caixabank requiere que el cliente de ‘Día a Día’ tenga domiciliada una nómina de más de 600 euros al mes o ingresos de 6.000 euros anuales; también sirve una pensión o prestación por desempleo superior a 300 euros al mes; o un saldo superior a 20.000 euros en fondos de inversión, carteras de fondos, carteras gestionadas, estructurados, seguros de ahorro, planes de pensiones individuales.

Y, además, disponer de uno de estos servicios, tres o más recibos domiciliados en Caixabank o tres o más compras con tarjeta de crédito al trimestre.

Aunque la mayoría de clientes está exenta de abonar comisiones, el banco recuerda que la cuota es también gratuita para los usuarios menores de 26 años y con perfil digital, así como para los nuevos clientes durante un periodo de seis meses.

Igualmente, quienes cumplen criterios de vulnerabilidad han dejado de pagar comisiones tras la fusión legal a final de marzo pasado, y a partir de enero serán dados de alta de manera automática en la cuenta social de la entidad, con la que seguirán sin abonar coste alguno.

Asimismo, la entidad explica que con ‘Día a Día’, el cliente vinculado y su familia tienen de forma gratuita todas las transferencias estándar, emisión y mantenimiento de tarjetas de crédito estándar y ‘MyCard’ (con funcionalidad de débito y crédito).

Las tarjetas Bankia serán validas hasta que caduquen

A través de ‘MyCard’ se pueden realizar retiradas gratuitas en la red de 14.000 cajeros de Caixabank, abonar compras en comercios o controlar las finanzas, ya que el cliente escoge cargo diario (diferido en dos días), a final de mes o fraccionamiento mensual.

Los clientes de origen Bankia vinculados que pasen de ‘Por ser tú’ a ‘Día a día’ podrán mantener su tarjeta actual de débito gratuita hasta junio de 2022. También pueden contratar ‘MyCard’ o cualquier otro tipo de tarjeta de crédito de Caixa.

Mientras que los clientes de Bankia que no estén vinculados y decidan mantener su tarjeta de débito pasarán a pagar 36 euros anuales a partir del 1 de enero de 2022, frente a los 28 euros que pagan con anterioridad.

Todas las tarjetas con imagen Bankia seguirá estando operativa hasta la fecha de caducidad de las mismas, y con anterioridad a ese momento el cliente recibirá las nuevas con imagen Caixabank.

Respecto a CaixaBankNow, el servicio de banca por internet de la entidad, será el único canal digital disponible a partir de la integración tecnológica. Los clientes procedentes de Bankia dejarán de usar la app de esta entidad para utilizar la de Caixa, que deberán descargar.

La entidad también ha informado por carta a los clientes de Bankia de que antes de que se produzca la integración tecnológica deberán asegurarse de que han informado de su móvil a la entidad. De lo contrario, no podrán acceder a la banca digital ni tampoco hacer compras por Internet con tarjeta, ya que el número de móvil es imprescindible para las verificaciones de seguridad.