Dia recorta un 3,4% sus ventas en 2021 por el fin del ‘efecto pandemia’ en España y Portugal

La cadena de supermercados cerró el año con unos ingresos de 6.647,7 millones. Si se tiene en cuenta el cierre de tiendas, las ventas comparables crecen un 5% frente a 2019

Foto de los supermercados DIA.

Los supermercados fueron uno de los pocos sectores beneficiados por el impacto del coronavirus. El consumo se disparó por el miedo a la pandemia y las restricciones a la hostelería, pero 2021 fue un año de vuelta a la normalidad. Los supermercados Dia perdieron el 3,4% de las ventas por la caída de los ingresos en España y Portugal. Sin embargo, la comparativa sale positiva –si se descuenta el cierre de tiendas– con 2019, cuando la empresa atravesaba una grave crisis.

La organización dirigida por Stephan DuCharme terminó el ejercicio con unos ingresos de 6.647,7 millones de euros según explicó este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La sociedad no pudo mantener los niveles de ventas de 2020 a pesar de las ofertas realizadas durante todo el año para reducir la ya esperada sangría. El año pasado, la facturación había sido de 6.882,4 millones de euros.

El descenso se produjo por el retroceso en los dos mercados europeos de la cadena: España y Portugal, que el ejercicio anterior habían vivido un clima muy parecido durante las primeras oleadas de la Covid-19. En España, la rebaja fue del 6,6% hasta los 4.209,8 millones de euros. En Portugal, se quedó en el 5,9% hasta los 592,9 millones de euros.

Argentina y Brasil, siempre susceptibles al comportamiento de sus monedas, tuvieron comportamientos dispares. Los ingresos en Argentina se dispararon el 28,2% hasta los 1.042,9 millones de euros y en Brasil se desplomaron el 13,7% hasta los 802,1 millones.

«El año 2021 fue desafiante en cuanto a la evolución de la venta interanual, pero nuestras ventas mejoraron un 5% respecto a los niveles de 2019, antes de la pandemia», comparó DuCharme. La subida es no obstante sin tener en cuenta el cierre de tiendas acometido durante los últimos dos años. Sin la adaptación, la rebaja es del 3,2%. En 2019, los ingresos fueron de 6.870 millones de euros.

Dia transformó más de 1.000 tiendas en 2021: mejoró la sección de frescos y potenció la marca propia

La cotizada controlada por el inversor ruso Mikhail Fridman tiene en marcha un plan de cierre de tiendas desde hace años. En 2021 implicó la clausura de 232 establecimientos (-3,2%). De este modo, el parque total de locales quedó en 5.937 al cierre del ejercicio frente a los 6.169 con los que contaba el 1 de enero.

Además de bajar la persiana a algunas, Dia transformó más de 1.000 comercios dentro de la misma hoja de ruta: se potenció la oferta de productos frescos y se mejoró la marca propia. «2022 permitirá visualizar de forma más clara el impulso en las ventas derivado de las distintas medidas de transformación puestas en marcha», auguró DuCharme. Y celebró: «Los avances están teniendo una gran acogida entre clientes y franquiciados».

Dia sufre el incremento de las materias primas

Compañías como Dia son algunas de las grandes afectadas por la subida del coste de la luz y de las materias primeras. Aguantaron precios durante meses, pero el límite llegó a su fin. Incluso llegaron a azuzar una guerra de oferta durante la primera mitad del ejercicio para reducir la caída comparable con 2020. El último trimestre del año era la fecha máxima para contener el encarecimiento de la cesta de la compra, que ya se nota en el bolsillo de los consumidores.

Ya lo había advertido el presidente de Aecoc, Ignacio González, durante el 36º Congreso de la asociación de empresas del sector del retail. “Las empresas absorberán la inflación hasta donde puedan, pero estamos condenados a que suban los precios”, advirtió.

Dia se sumó a la subida de precios de la industria. «El contexto que hemos vivido en 2021 –marcado por el alza de los precios de la energía eléctrica, los carburantes y las materias primas– y que se prevé que se extienda durante gran parte de 2022 está generando tendencias inflacionistas en el sector», admitió la organización.

Carles Huguet