El Corte Inglés pagará en enero 600 millones a los bonistas con el dinero de Mutua Madrileña

Los grandes almacenes esperan obtener el visto bueno de Competencia a la venta del 8% del capital entre abril y mayo del año que viene

En la imagen, vista del centro comercial El Corte Inglés de Campo de las Naciones, en Madrid. EFE/Chema Angullo

La deuda es desde hace tiempo una de las obsesiones de El Corte Inglés. Los grandes almacenes tuvieron que volver a hinchar su pasivo para hacer frente a la pandemia y echaron por tierra los esfuerzos hechos desde 2018. Los 1.105 millones de euros recaudados con la operación de Mutua Madrileña le servirán para aliviar sus finanzas y hacer frente al pago de 600 millones de euros que le espera en enero sin tener que afrontar nuevas refinanciaciones. 

La compañía presidida por Marta Álvarez presentó este jueves los resultados de su primer semestre fiscal –entre marzo y agosto–. Más allá de anunciar un Ebitda de 234 millones y presumir de unas ventas de 5.503, la empresa actualizó sus niveles de deuda, que al cierre de agosto estaba en 3.940 millones de euros frente a los 3.811 millones en los que terminó el ejercicio 2020/2021. 

El grupo sin embargo no tiene urgencias para sentarse con los acreedores para refinanciar el pasivo. Los 1.105 millones de euros obtenidos con la venta del 8% de su capital y el 50,01% de Seguros El Corte Inglés se destinarán principalmente a enjugar una deuda de la que no tiene prácticamente vencimientos hasta 2024. 

La única cita es el próximo 19 de enero con unos bonos emitidos en 2015 por Hipercor entre inversores privados por un importe máximo de 600 millones de euros. La operación se realizó con un interés del 3,875% que ahora toca devolver a los acreedores. A 28 de febrero de 2021, la deuda en esta operación alcanzaba los 581,2 millones de euros. 

Fuentes de la compañía aseguraron que el dinero se devolverá con la liquidez existente, que en el primer semestre era de 2.697 millones de euros. No está previsto pues que se aplace el pago de este instrumento registrado en la bolsa irlandesa, mercado en el que El Corte Inglés repitió con emisiones de bonos posteriores. 

El Corte Inglés no deberá volver a verse con los bonistas hasta 2024

Tras afrontar el pago de 581,2 millones en enero, el gigante de la distribución no deberá volver a hacer frente a la deuda con los bonistas hasta marzo de 2024. Para entonces le espera un pago de 1.792 millones de euros que, a la espera de una mejora del negocio repentina, sí es probable que tenga que refinanciar. Se trata de tres emisiones de bonos, todas con un interés superior al 3%.

Además, la firma que dirige Víctor del Pozo adeuda otros 2.000 millones de euros a la banca por un crédito sindicado de 900 millones de euros y un préstamo anticoronavirus avalado por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) de 1.119 millones de euros. La segunda línea tiene una carencia de dos años, por lo que la compañía con comenzará a pagarla hasta mitades de 2022.

El Corte Inglés luce una liquidez de 2.697 millones de euros, todavía 1.300 millones más que en 2019

A pesar del margen, El Corte Inglés ya repagó 40,5 millones de euros del crédito firmado con nueve entidades y con la garantía del ICO.

Una vez superado el periodo más duro de la pandemia, la empresa recuperó sus niveles normales de liquidez. Ahora mismo cuenta con unas reservas de 2.697 millones de euros frente al refuerzo excepcional que se hizo en 2020, cuando los recursos alcanzaron los 4.041 millones. La cifra es todavía superior en 1.300 millones a la registrada en agosto de 2019.

La venta del 8% del capital se consolidará en abril

La tranquilidad en El Corte Inglés llega motivada por la venta del 8% del capital y el 50,01% de la filial aseguradora a Mutua Madrileña. Con la operación, los grandes almacenes obtuvieron 1.105 millones de euros. Según explicó la empresa este jueves, el de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) no se espera hasta, como pronto, el próximo mes de abril.

Será entonces cuando comience la maquinaria de la integración, que dará a la aseguradora el control de SECI (Seguros de Vida y Accidentes) y CESS (Correduría de Seguros) y un puesto en el consejo de administración del gigante. El sillón lo ocupará Ignacio Garralda, presidente y consejero delegado de Mutua.

La alianza prevé el mantenimiento de la marca Seguros El Corte Inglés, la proyección internacional y la creación de productos novedosos y avanzados.

Carles Huguet