Gol compra 250 aviones para lanzar un servicio de aerotaxis en Sao Paulo

La aerolínea brasileña brasileña apuesta por estos aviones de despegue vertical como solución a los problemas de movilidad en la ciudad de 22 millones de habitantes

Imagen de un aerotaxi con los colores de la aerolínea brasileña Gol. Foto: Avolon

La ola de los aerotaxis como solución alternativa a los problemas de movilidad de las grandes urbes se sigue extendiendo. Brasil, un país que en ciudades congestionadas como Sao Paulo ya se utiliza el helicóptero para algunos usos de movilidad —la capital paulista tenía en 2013 unos 400 helicópteros registrados, más que en Nueva York—, podría tener pronto un servicio de taxis voladores.

Al menos eso es lo que pretende la aerolínea brasileña Gol, la más grande del país y propiedad del Grupo Comporte, una compañía de transporte ferroviario, urbano y de mercancías, que aspira a crear su flota de aerotaxis con el encargo de 250 aviones de transporte vertical (eVTOL, por sus siglas en inglés) a la compañía irlandesa Avolon.

“Avolon, Gol y Grupo Comporte colaborarán para identificar socios locales y requerimientos de infraestructuras y certificaciones para lanzar el primer negocio de transporte compartido con eVTOL”, señala el comunicado de la compañía europea en el que se anuncia la compra de estas 250 unidades.

Los aerotaxis que se ha comprometido a comprar la aerolínea brasileña son aeronaves eléctricas con capacidad para 4 pasajeros, autonomía de 160 kilómetros y capaces de alcanzar los 300 kilómetros por hora de velocidad, fabricados por la compañía británica Vertical Aerospace, a la que Avolon se comprometió a comprar 500 unidades hace unos meses. Ya ha encontrado destino para la mitad.

Aerotaxis para urbes congestionadas

¿Por qué interesa este servicio en Brasil? El aerotaxi se postula como una alternativa para urbes con una alta densidad de tráfico y atascos constantes como Sao Paulo, la ciudad con mayor actividad económica de Brasil, por encima de Río de Janeiro y de la capital, Brasilia.

De hecho, Sao Paulo fue una de las ciudades en las que operó Voom, el servicio de helicópteros puesto en marcha por el fabricante de aeronaves europeo Airbus para probar soluciones de movilidad aérea urbana, que también se desplegó en México y San Francisco (EEUU). Airbus cerró este negocio en 2020 por la pandemia, después de cuatro años de operativa.

“El VA-X4 es ideal para una ciudad como Sao Paulo, con una población de 22 millones. Nuestros eVTOL transformarán cómo viajamos en ciudades con gran densidad de población que tiene mucho tráfico con nuestra aeronave cero emisiones”, consideró el consejero delegado de Vertical, Stephen Fitzpatrick.

Los cálculos de Avolon es que cada vuelo de unos 40 kilómetros tenga un coste de un dólar por pasajero, según aseguró el consejero delegado de la compañía irlandesa, Dómhnal Slattery, al Financial Times. “Creemos que podemos llevar este coste hasta el equivalente a un trayecto de Uber”, agregó.

En España, un proyecto de vertipuertos pendiente de financiación europea

En España, la constructora de infraestructuras Ferrovial tiene planes de construir 20 pistas de despegue y aterrizaje para aviones de despegue vertical, denominados vertipuertos, según reveló a Business Insider España el director de Innovación de Ferrovial, Rafael Fernández. Un plan que está supeditado a la concesión de fondos europeos del plan de recuperación postpandemia comunitario.

“Creemos que esto es el futuro de la movilidad regional”, aseguró a este medio Fernández. “Es una movilidad que no quiere competir con el taxi ni con el ámbito ferroviario del Cercanías, no quiere competir con cosas que funcionan y que son estables”.

Enaire, el organismo público encargado de la navegación aérea en España, que realiza las labores de control aéreo en 21 aeropuertos del país, tiene varios proyectos en pruebas desde finales de 2020, en Barcelona y Santiago de Compostela.

El pasado mes de mayo, el aeropuerto de Teruel, uno de los centros de almacenamiento de aviones más grande de Europa, fue el punto de partida del vuelo inaugural de una empresa de aerotaxis portuguesa, Taespejo, rumbo a Andalucía.

Noticia original: Business Insider

Autor: Miguel Ángel Moreno