Iberdrola controlará 2.000 MW de energía eólica marina en EEUU

La filial de Iberdrola Avangrid podría percibir hasta 10.200 millones de euros al año tras hacerse con el control de tres proyectos afincados en EEUU

Imagen de un parque eólico Foto: EFE/DM

Iberdrola asumirá el control, a través de su filial Avangrid, la propiedad total de dos proyectos eólicos marinos situados en Estados Unidos, lo que aumentará su capacidad de producción energética en 2.000 nuevos MW. La operación, acordada con su socio Copenhagen Infrastructure Partners (CIP), costará a la compañía española unos 143 millones de euros.

Según el comunicado que ha remitido la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), esta operación se enmarca en un acuerdo con la danesa CIP mediante el que pretende reorganizar los activos que ambas compañías tienen de la compañía Vineyard Wind, en la que ambos socios participan al 50%.

Según el acuerdo, Avangrid tomará el control de los proyectos Park City Wind (804 MW) y Commonwealth Wind (1.200 MW). En este sentido, este último proyectos ha adquirido a través de subasta. además, la filial de Iberdrola también controlará el 50% del parque eólico Vineyard Wind 1, que seguirá compartido con CIP. No obstante, el acuerdo contempla la reserva del derecho a tomar el 100% del control de éste durante su fase operativa.

Estos tres proyectos tienen una capacidad de generación de ingresos potencial de hasta más de 10.200 millones de euros al año.

Por otra parte, la danesa se quedará con el 100% del área una área arrendada llamada OCS-A 0522, que tiene potencial para el desarrollo de proyectos por aproximadamente 2.500 megavatios para el suministro de energía a Nueva Inglaterra y Nueva York.

“La consumación de la operación de reorganización contemplada en el acuerdo está sujeta a la satisfacción o renuncia por las partes de determinadas condiciones de cierre habituales en esta clase de transaccione”, añade el acuerdo firmado por ambas partes.

Según el comunicado remitido por la compañía, todavía queda un margen de 6 meses para recibir todas las aprobaciones y permisos relativos al acuerdo entre la eléctrica danesa y la filial de Iberdrola.

Andoni Berná Calvo